Premios BiC

Hace poco más de mes y medio cuando China levantó un hospital en 10 días, el mundo miraba atónito a través de internet. Lo que nadie se imaginaba es que España iba a superar al gigante asiático con la puesta en marcha de un macro hospital en apenas cuatro días. Pero para llegar a este punto de la historia, quizás debemos ir más atrás y buscar los indicios…
En 2018, la OMS advertía al mundo de una potencial pandemia, de nombre desconocido, que podría amenazar al mundo entero. La ‘Enfermedad X’. Los expertos no tenían dudas de que llegaría en forma de gripe y que sería en esta generación. Primer indicio.

Cuando el organismo internacional elevó este supuesto patógeno como amenaza potencial, microbiólogos e infectólogos se pusieron a trabajar en el terreno. Ya en aquel entonces, advertían los expertos a esta publicación que faltaban medios y capacidad de organización. Segundo indicio.
Además, la preparación profesional también estaba limitada, teniendo en cuenta la aparición de una nueva enfermedad desconocida. Tercer indicio.

En 2018, la OMS incluyó en su lista de patógenos que representan una amenaza a la ‘Enfermedad X’

A todo esto se sumaba la falta de planes de contingencia para una pandemia, incluso de gripe, advertían. Pero iban a más: “Esta coordinación requeriría el mismo tipo de esfuerzo que el que se dedica en la preparación para una conflagración militar”, explicaba José Ramón Arribas, especialista en Enfermedades Infecciosas en el Servicio de Medicina Interna del Hospital Universitario de La Paz. Cuarto y quinto indicio.
Y ahora es cuando llegan los interrogantes: ¿El mundo no ha sido capaz de preverlo? Se preguntarán muchos. ¿Es la enfermedad X el SARS-CoV-2? ¿Sabíamos que la falta de equipos podría hacer mella en el abordaje de este virus? ¿Por qué si esto se conocía ha cogido al mundo por sorpresa?

Interrogantes aparte, vamos con las evidencias. Lo cierto es que la capacidad de reacción de algunos países y regiones se ha puesto en valor, en detrimento de otros. Un ejemplo, y por llevarlo al plano local está la Comunidad de Madrid. Probablemente, cuando todo pase se convierta en un ejemplo de que con esfuerzo y unidad el trabajo sale adelante. Solo hay que mirar la puesta en marcha del mayor hospital del país, en tiempo récord. Quizás, más que la anticipación a la pandemia de la que hablaba la OMS, sea esto los mensajes que nos deje el virus. Por sacar el punto de vista positivo.

En cualquier caso, vistos los indicios y las evidencias faltarían por resolver las pruebas. Es decir, el elemento o argumento que se emplea con el fin de demostrar la veracidad o falsedad de un hecho. Todo apunta a que cuando pase ‘la guerra’, la X a despejar sea esa. La de una enfermedad que llegó al mundo por la puerta de delante, avisando desde hacía tiempo. La duda razonable habrá que demostrarla.Pero esto ya es cuestión de otra investigación.