Premios Fundamed

El Pacto por la Sanidad siempre ha estado planeando los hemiciclos del Congreso y Senado, año tras año. Aunque, siempre ha sido necesario, nunca hasta ahora se había visto tan claro.

Los diferentes expertos que han pasado por el atril de la Comisión para la Reconstrucción han trasladado la necesidad de alcanzar ese consenso. En cierto modo, con este objetivo surgió la comisión. Se trataría del enésimo intento de alcanzar el Pacto de Estado.

La resurrección del Pacto sucede en un momento en el que, políticamente, es más difícil de conseguir. Pero las circunstancias obligan, y al mismo tiempo, el momento actual lo hace más necesario que nunca. El ministro fue muy claro al asegurar: “Creo que hay que llegar a un pacto de Estado para reformar el SNS”.

El PP ha presentado su propia propuesta de acuerdo. Lo llamó “Pacto de Estado Cajal por la Sanidad”. Este no solo persigue fortalecer el sistema sanitario. Es también, dijo el PP, un pacto para proteger lo sociosanitario, potenciar la investigación y la industria sanitaria nacional.

El Gobierno, por su parte, tiene una propuesta con siete claves. Desde el refuerzo de la financiación; de los mecanismos de salud pública; pasando por el respaldo del primer nivel asistencial; sin olvidar la digitalización, cronicidad e innovación.

El Congreso encauzaría así el enésimo intento de un Pacto de Estado por la Sanidad

Lo cierto es que sea de un modo u otro, y a pesar de los recientes intentos fallidos en el Congreso durante las legislaturas 9 y 10, PP y PSOE han impulsado una propuesta así. En todo este tiempo, la realidad es que el acuerdo entre los dos grandes partidos se ha ido complicando más con la aparición de nuevos actores, dejando en hibernación la idea del Pacto.

Pero el consenso político no está tan lejos como pensamos. El ejemplo se vivió hace unos días en la Cámara Baja cuando el ex secretario general de Sanidad y ex portavoz del PSOE en la Comisión de Sanidad del Senado, José Martínez Olmos, rescató la necesidad de este acuerdo. Un guante que lanzó y que recogió la vicepresidenta del Congreso, Ana Pastor, quien le dijo que “si tuviera que pactar con usted tendríamos el pacto firmado”. El consenso, dijo, tiene que partir de la Cámara Legislativa, “porque aquí es donde está la representación popular y porque, representamos a todos”.

Además, como destacó Martínez Olmos “superar las incertidumbres que la pandemia ofrece todavía a los ojos de la ciencia y de los expertos, requiere un enorme esfuerzo de coordinación que interpela por igual al Gobierno de España y a las comunidades autónomas”.


También te puede interesar…