Premios BiC

Por Manuel Martínez-Sellés, candidato a la presidencia del ICOMEM

Los médicos de Madrid tenemos la oportunidad de decir el día 17 de septiembre basta a la deriva que ha supuesto el Colegio en los últimos cuatro años, alejándose cada vez más de nuestros intereses y valores. Necesitamos un Colegio independiente que defienda la buena praxis con fundamento científico. Nosotros creemos que el médico es el eje principal de la sanidad por lo que debería tener la última palabra en temas de salud. Necesitamos un Colegio fuerte que defienda este planteamiento y la dignidad del médico en todos los ámbitos. Es triste el abandono que hemos percibido los médicos durante la pandemia ya que para nada nos hemos sentidos respaldados ni defendidos. También creemos que es necesaria una atención preferencial a los colectivos que más lo necesitan como atención primaria, médicos jubilados y residentes. No son aceptables las condiciones de desbordamiento y multitarea en las que están trabajando los compañeros de atención primaria. Los médicos jubilados que enfermen se han ganado un atendimiento preferencial en consultas y hospitales.

Es imprescindible que el Colegio los apoye. Compartimos al cien por cien las justas reiniciaciones de los residentes y eliminaremos las cuotas colegiales de este colectivo. Hay que reorientar el Colegio, no deben existir tener vinculaciones a partidos políticos, sindicatos ni intereses mercantiles. Por el contrario, es fundamental potenciar las vinculaciones con sociedades científicas, facultades de medicina y con la Real Academia de Medicina. Desde el Colegio necesitamos un posicionamiento claro en temas de actualidad como movimientos antivacunas, persiguiendo actuaciones y declaraciones no avaladas por la ciencia, la publicidad engañosa y el intrusismo profesional. Necesitamos un Colegio que vele por las condiciones profesionales (temporalidad, agravios comparativos, burocratización). Un Colegio cercano, que posibilite todos los trámites online sin burocracia garantizando que todos los médicos tengan facilidad en el acceso al Colegio y en el voto.

¿Es esto posible? De nosotros depende, el 17 de septiembre tenemos que acudir a votar y recordar a todos los compañeros que lo hagan. Solo así podremos pasar de un descontento generalizado a un Colegio que, de verdad, sea la casa común de todos los médicos.