China afronta la peor ola de la pandemia, y el mundo contiene la respiración

15764
La política "cero covid" de China ha controlado casi tres años el SARS-CoV-2 pero a un coste muy alto y con consecuencias ahora impredecibles.

China está haciendo frente a la mayor ola de contagios de Covid19 desde que se declaró la pandemia el 30 de enero de 2020. Nos recuerda que deberemos estar vigilantes a su evolución, y por eso se han activado las señales de alarma de muchos países, incluido España. Ayer, el consejero de sanidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, solicitaba a la ministra Carolina Darias medidas y un plan diseñado en el Consejo Interritorial de Salud (CISNS) ante la ola que azota China.

La ministra ha anunciado un paquete de medidas ante la situación en China. Desde la oposición, la portavoz de sanidad del PP, Elvira Velasco, solicita que se convoque la Comisión Permanente del Congreso y que la ministra aclare y comparta las decisiones. Además, insiste la portavoz popular en que se convoquen los organismos técnicos de consenso con las CC. AA. que analicen las medidas.

“Estamos ante la mayor ola de COVID19 de toda la pandemia”

Resulta vital no llegar tarde en la adopción de medidas preventivas contra la pandemia en esta nueva ola en China. Los riesgos que alertan los expertos de todos los países, incluyendo España, apuntan a que estamos ante una ola de origen en China que puede incidir en el curso de la pandemia, reactivando la misma por el riesgo de nuevas variantes.

Los países de occidente han puesto la señal de alarma por la expansión de la pandemia en China. Las proporciones de los contagios están siendo inimaginables. Estamos ante la mayor ola de COVID19 de toda la pandemia, sólo que se está produciendo en un sólo país.

China tiene una población de unos 1.450 millones de habitantes, y tiene dos de las tres ciudades con más habitantes del planeta: Cantón y Shanghái, con 33 y 30 millones de habitantes, respectivamente.

“se ha estimado un número de contagios durante la semana pasada en China que equivale a la población total de países como Canadá, Marruecos o Polonia; 37 millones de contagios de COVID19”

En un día se ha estimado un número de contagios durante la semana pasada en China que equivale a la población total de países como Canadá, Marruecos o Polonia; 37 millones de contagios de COVID19. En Milán (Italia) se ha comprobado que la mitad de los pasajeros provenientes de dos vuelos de China han dado positivo a test de SARS-CoV-2, causante de COVID-19.

Sin datos sobre la variante china

Con tantos contagios de forma tan masiva, el riesgo de nuevas variantes es muy alto. Además, no hay que olvidar que el origen de la COVID19 es una zoonosis que saltó al ser humano. Las infecciones que saltan de animales a humanos son un riesgo alto en lugares donde existe una  convivencia estrecha con dichos animales, como los mercados de países como China. En estas circunstancias, el virus puede mutar y saltar entre especies, como ya ocurrió en el mercado de Wuhan en China, dando origen a la pandemia de COVID19.

“Un hecho de gran preocupación para las autoridades sanitarias es que no hay información sobre las variantes que están causando esta ola en China”

Posible emergencia de nuevas variantes

Un hecho de gran preocupación para las autoridades sanitarias de la OMS y otros países es que no hay información sobre las variantes que están causando esta ola en China. La falta de datos sobre la secuenciación genética de SARS-CoV-2 no está permitiendo identificar la posible emergencia de nuevas variantes en el país asiático.

Los expertos alertan de la posibilidad de que aparezca una nueva variante, más peligrosa o contagiosa, en esta ola sin precedentes de contagios en China. Se trataría de la primera nueva variante desde Ómicron, hace ahora algo más de un año.

La política “Cero COVID” de las autoridades chinas ha conseguido contener el virus durante casi tres años en el país asiático. El descontento y el coste social de la dureza de los confinamientos y restricciones a la circulación ha provocado disturbios en China.

Las autoridades del gigante asiático acabaron hace algunas semanas de manera abrupta con el confinamiento forzoso y extremo. Sin embargo, ya existían brotes en distintos puntos del país, y la eliminación del confinamiento ha acelerado su expansión hasta llegar a la ola actual de contagios de COVID19.

Política y salud pública en China

Política y salud pública son un binomio que China ha llevado al extremo. Xi Jinping, el líder autócrata del país, amplió recientemente el control sobre el Partido Comunista Chino, más allá que el adorado líder Mao Zedong. Su política “cero covid” ha sido insistente durante años por haberla vinculado a su legitimidad como gobernante. Sin embargo, ningún autócrata necesita legitimidad, pero sí puede perder la credibilidad que en algún momento pudo tener entre sus camaradas. La falta de credibilidad no afectará demasiado a los chinos, pero la falta de información y la ausencia de transparencia sobre lo que realmente ocurre en China nos recuerda a los primeros momentos de la pandemia.

Sin embargo, ya hemos aprendido que los virus de China acaban llegando a España.