Premios BiC
Carlos B. Rodríguez Madrid | miércoles, 18 de diciembre de 2019 h |

En los últimos años, el acceso a los medicamentos ha dirigido la agenda de buena parte de los encuentros formales e informales organizados por las presidencias semestrales de la UE, la Comisión Europea, el Europarlamento o la EMA. Al hilo de estos debates han emergido nuevas formas de cooperación transfronteriza, bilateral o multilateral. Pero, pese a todo, “aún no se ha alcanzado un resultado global equilibrado que conduzca a un mejor acceso a los medicamentos”. La presidencia finlandesa pasa a Croacia el relevo en la Presidencia semestral de la UE con este mensaje y una opinión al respecto: la de que existe una “necesidad urgente” de trabajar en la incorporación de objetivos de salud en todas las políticas relevantes para el acceso, incluyendo la investigación, la innovación, el comercio y las políticas de competencia. El debate sigue servido y con una propuesta más sobre la mesa: la de si son precisas nuevas medidas legislativas que, entre otras cosas, obliguen a las compañías a garantizar una capacidad de producción de reserva para garantizar el suministro.

A grandes rasgos, la Presidencia finlandesa de la UE cree a pies juntillas que hay que continuar con la implementación “sistemática” de las medidas identificadas ya en las conclusiones del Consejo de Ministros de Salud de la UE (Epsco) de 2016, y que en buena parte han constituido un antes y un después en la política farmacéutica comunitaria. Estas medidas defienden que es necesario abordar cambios en todas las fases del ciclo de vida del medicamento para mejorar en términos de acceso.

En la fase de la investigación y el desarrollo del producto, los incentivos juegan un papel fundamental, y la Comisión ya está llevando a cabo un proceso de revisión de los mismos en el caso del desarrollo de medicamentos huérfanos y fármacos pediátricos. En una segunda fase —la de las nuevos medicamentos—, la clave está en la una “introducción controlada” en los mercados. Los Estados miembro llevan tiempo quejándose de que las aprobaciones aceleradas están trasladando la incertidumbre a los sistemas sanitarios. De ahí que opinen que los acuerdos de entrada gestionada requieren un mayor desarrollo.

La fase tres es la de la competencia en precios, facilitadora del acceso en tanto que permite la reducción de los mismos. Y la última hace referencia a los medicamentos antiguos. A la larga, la presencia continuada de estos productos en el mercado se ha manifestado como una de las fases más complejas de todo el ciclo de vida de un medicamento. Los Estados miembro de la UE consideran que los problemas de suministro son una amenaza para la salud, y así lo pone de manifiesto el hecho de que en los últimos años se hayan adoptado medidas que van desde la restricción del comercio paralelo hasta el incremento de las reservas de almacenamiento, pasando por la construcción de plantas nacionales para la fabricación de ciertos fármacos.

¿Hacen falta nuevas medidas?

Pero nada de esto es suficiente. El acceso igualitario a los medicamentos en la Unión Europea sigue sin ser una realidad, y de ahí que el Consejo de ministros de Salud de la UE siga planteándose la posibilidad de incluir nuevos requerimientos normativos y regulatorios.

A juicio de Epsco, parte de la explicación a los desabastecimientos subyace en que la cadena de suministro es ahora más compleja y fragmentada que antes por la deslocalización de plantas de producción… Este es el motivo por el cual plantea si, para garantizar el suministro, convendría aprobar nuevas medidas legislativas a nivel europeo que requieran, no sólo excedentes de producción a las compañías farmacéuticas, sino también notificaciones más tempranas de interrupciones en el suministro y medidas, en general, “más fuertes” para reducir los riesgos.

A los ministros de Salud también se les ha pedido que piensen qué otras fórmulas novedosas podrían ayudar a garantizar el acceso a los medicamentos —tanto antiguos como nuevos— en la UE y cómo reforzar la cooperación transfronteriza de iniciativas como La Declaración de la Valeta… El debate del acceso continuará ahora al mando de Croacia, miembro de esta alianza.