Monitorización remota
El Global Madrid | miércoles, 24 de julio de 2019 h |

La candidatura a la Junta de Gobierno de la SEFH “Está en nuestras manos”, que encabeza la candidata a presidenta Olga Delgado (jefa de Farmacia del hospital balear Son Espases), ha presentado las 5 líneas estratégicas en las que basa su programa, a partir de las cuales se desarrollan los proyectos finalistas que concretan estas estrategias. Las líneas se han estructurado en las 5 vocales y responden a los conceptos de: alianzas, evidencia, investigación, optimización y unión.

Respecto a las alianzas, Delgado y su equipo buscan abrir la SEFH a los pacientes y a sus órganos de representación, e incorpora al paciente en los objetivos, misión y valores de propia sociedad científica. En palabras de la candidata a presidenta, “la SEFH debe ser un referente de información para los pacientes, que la deben percibir como colaboradora en su salud y una aliada para conseguir los resultados terapéuticos”.”.

La línea de Evidencia refuerza el papel del farmacéutico como profesional que debe aportar la mejor evidencia disponible al equipo clínico. El conocimiento y el análisis crítico de la evidencia científica es una función indispensable que la Farmacia Hospitalaria aporta a los equipos asistenciales, para lo que se necesita ampliar la formación de áreas específicas relacionadas con los procesos asistenciales y orientado a la atención específica de colectivos de pacientes y a sus resultados en salud.

Por otra parte, uno de los pilares de la candidatura es impulsar la Investigación realizada desde la Farmacia Hospitalaria. “Es una línea que requiere mucha atención e impulso institucional; entre los farmacéuticos de hospital hay grupos de investigación muy potentes; sin embargo, debemos y queremos trabajar para que esta actividad llegue a más hospitales, como respuesta al carácter científico de la profesión”, indican desde la candidatura.

Mientras, en el concepto de Optimización se pretende desarrollar de forma colectiva criterios y actuaciones que permitan la priorización de las actividades en un sistema sanitario con medios limitados. Por último, respecto al quinto pilar (unión), Delgado y su equipo apuestan por la aprobación de un Código Ético de la SEFH.

“Consideramos que la demanda de actividades, que tanto la sociedad civil como los pacientes está pidiendo a los farmacéuticos de hospital ha ido cambiando e incrementándose de manera exponencial, y la SEFH debe adaptarse para ser capaz dar respuesta a la demanda que todos sentimos. Por ello creemos que el cambiar a lo que queremos ser “está en nuestras manos”, rematan como broche a sus propuestas.