Los árboles no deberían impedir ver el bosque. La Sanidad no se para nunca y 2019 ha dado muy buenos ejemplos
| 2019-12-20T12:08:00+01:00 h |

No hace tanto que la interinidad de un gobierno duraba como mucho dos meses… Al cierre de esta edición son ya 9, todo un signo de que los tiempos que corren, sin duda, son nuevos. Esta situación ha condenado a la parálisis a asuntos determinantes para el país: proyectos que deberían renovarse siguen estancados, leyes que deberían aprobarse siguen en los cajones y la reforma del modelo de financiación sigue anclada en las promesas. Pero los árboles no deberían impedir ver el bosque. La Sanidad no se para nunca y 2019 ha dado muy buenos ejemplos.

Para empezar, este año las elecciones autonómicas han traído algunos cambios de calado, aunque la medalla de oro se la lleva Andalucía, a punto de dar un giro radical a su política farmacéutica con el fin de las subastas. El convenio de la duodécima convocatoria finaliza el 17 de julio de 2020; el de la decimotercera lo hará el 23 de septiembre y el de la decimocuarta, el 20 de diciembre. A medida que veamos como las subastas andaluzas se borran del mapa, también sabremos qué pasa con las subastas nacionales.

En la primera mitad del año, el informe de la AIReF sobre gasto de receta vino a revolucionar la política farmacéutica con ésta y otras propuestas que siguen en stand by, como el nuevo marco legal para el sistema de precios de referencia. Malas noticias para un sector lamentablemente acostumbrado a las malas noticias, que en el segundo semestre vio venir el borrador del Plan de Genéricos y Biosimilares y que para 2020 espera no sólo su versión definitiva, sino también el informe de AIReF sobre gasto hospitalario.

También ha habido espacio para las buenas noticias: en 2019 España ha vuelto a dar una lección mundial en términos de acceso, aprobando y aplicando las dos primeras terapias CAR-T industriales. Y al mismo tiempo ha demostrado que es una potencia investigadora investigadora en toda regla, tanto en el ámbito público —la terapia celular NC1— como en el privado —alofisel, desarrollada íntegramente en España por Takeda—.

Muchos de éstos y otros asuntos con los que se cierra este año seguirán pendientes en 2020: desabastecimientos, Brexit, Valtermed, Pacto-PIB… Reconforta saber que avanzamos y seguiremos avanzando, pero mejor hacerlo con un Gobierno estable cuanto antes.

Reconforta saber que avanzamos, pero mejor hacerlo con un Gobierno estable cuanto antes