Premios Fundamed
ENRIQUE CAMPILLO Madrid | viernes, 16 de febrero de 2018 h |

Poco más de dos meses después de visitar Orlando, la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria reunió a más de 100 farmacéuticos especialistas en la jornada Post Midyear 2017 para resumir los contenidos más novedosos del Midyear de la Sociedad Americana de Farmacéuticos del Sistema de Salud (ASHP) celebrado a principios de diciembre. Entonces nueve miembros de la SEFH se desplazaron a EE.UU. para conocer, de primera mano, los aspectos que se pueden implantar en nuestro país y ver qué objetivos comunes tenemos con los farmacéuticos hospitalarios americanos, como por ejemplo, la atención al paciente, agudo o crónico, o el compromiso con la salud de la población.

“Queremos internacionalizarnos para aprender más y para ello hay que crear alianzas con otras sociedades. Esta jornada nos dará claves importantes para que nuestros servicios de farmacia mejoren en innovación terapéutica, organización, sostenibilidad o en la visión del futuro de la profesión”, apuntaba Miguel Ángel Calleja, presidente de la SEFH quien dio la bienvenida al vicepresidente de la ASHP, Douglas Scheckelhoff quien reflejó que “nuestra visión es que el uso de los medicamentos sea óptimo y efectivo para todas las personas y que se cumpla la misión de lograr los mejores resultados en salud tanto en hospitales como centros de salud, etc…”

A este respecto y tras exponer los Planes Estratégicos de ambas sociedades, Calleja expuso que “nuestra especialidad ha ido ampliando horizontes en los últimos años y rompiendo las paredes del hospital para tratar a pacientes que no están hospitalizados. No me imagino a la FH solo con el paciente ingresado, llevamos años dedicándonos a pacientes externos, y yo reivindico el papel de la farmacia en el paciente agudo y en el crónico. Pase lo que pase con el tema de la especialidad, debemos seguir defendiendo que nuestro horizonte no está sólo en el paciente ingresado sino en muchos más pacientes como ocurre en EE.UU.”

Asimismo, el presidente de la SEFH resaltaba del Plan Estratégico americano los resultados en salud y el cuidado del paciente. Al mismo tiempo destacaba otro punto interesante para trasladar a nuestro país como es el protagonismo que la ASHP otorga a los técnicos de farmacia. “Creo que debemos darles más protagonismo y más formación porque nos ayudará a que las iniciativas lideradas por la sociedad se implanten mejor”, afirmaba Calleja.

En cuanto a la prescripción farmacéutica, Scheckelhoff apuntaba que “tiene que estar clara donde está la autoridad. Nosotros buscamos un planteamiento de administración de recetas interdependiente, donde la responsabilidad esté distribuida entre varias personas. No queremos competir con los médicos sino colaborar con ellos”.

En ese sentido, Calleja indicaba que “en nuestro caso, tenemos que seguir fomentando la alta especialización, como las áreas de capacitación específicas en oncología, pediatría o nutrición, después del FIR, o los diplomas de acreditación”, un asunto en el que Calleja confiaba que el ministerio diera pronto su visto bueno.

Scheckelhoff se llevaba a EE.UU. nuestra formación en residencia. “Creo que España está muy adelantada en la formación adicional para farmacéuticos que trabajan en hospitales, nuestro programa de residencia es más corto y queremos aprender del vuestro”.

Las ‘perlas’ de Orlando

El equipo que visitó EE.UU. enfocó sus distintas intervenciones sobre los asuntos que más les llamó la atención como la tecnología, el liderazgo estratégico para una gestión eficaz o la docencia. Una de las ideas que más rondó en la jornada fue que “la tecnología es una herramienta que nos sirve para ayudarnos a conectar con los pacientes e integrarnos al equipo multidisciplinar”, destacaba Ramón Morillo.

Por su parte, Pere Ventayol reflejó que “la planificación estratégica de un servicio de farmacia es un proceso continuo y debe revisarse cada 3 años ya que siempre puede haber modificaciones”.