| viernes, 11 de noviembre de 2016 h |

La subida generalizada de las farmacéuticas en las Bolsas de EE.UU. es la mejor respuesta del sector a la victoria del candidato republicano, el ya presidente electo Donald Trump. A ello se suma el éxito obtenido en California. Aunque allí el voto favoreció a Hillary Clinton, la proposición estatal 61 sometida a votación popular para controlar el precio de los medicamentos no salió adelante, a pesar de que su contenido iba más en línea con lo que proponía la candidata demócrata. La victoria de Trump permite al sector olvidarse del ‘programa Clinton’ para controlar el precio de los medicamentos.