Premios BiC
N.S. Madrid | viernes, 03 de enero de 2020 h |

La patronal de la industria farmacéutica en España, Farmaindustria, ha anunciado que su Junta Directiva negociará con la Administración General del Estado un nuevo pacto PIB para 2020. El objetivo, según han afirmado desde la entidad, es “seguir contribuyendo a la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud y garantizar el acceso de los pacientes a los medicamentos”.

Esta colaboración entre el Ejecutivo central y Farmaindustria comenzó hace cuatro años, con la puesta en marcha de un Convenio que entró en vigor en el año 2016. Este se basaba en que las compañías farmacéuticas (excepto aquellas que venden genéricos o biosimilares) se comprometen a realizar devoluciones si el gasto público en medicamentos crece por encima del Producto Interior Bruto (PIB) en términos reales.

De esta manera, la Administración se hacía con una herramienta de gran importancia para el control presupuestario, teniendo la tranquilidad de que el gasto farmacéutico tendrá unos límites.

Por su parte, desde Farmaindustria, reafirmaban su compromiso con la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud, asegurando el acceso de los pacientes a los medicamentos en un marco de predictibilidad.

El plazo que se dan desde el Gobierno y Farmaindustria para la negociación de un nuevo pacto PIB es de seis meses. Durante este período, se prorrogará el actual convenio, siendo de aplicación, en su caso, el nuevo Convenio para todo el ejercicio de 2020.

Ambas partes han manifestado su compromiso para que este nuevo acuerdo sea un reflejo de la implicación de todas las compañías farmacéuticas implicadas en contribuir a la sostenibilidad del sistema y una reafirmación de su implicación en la racionalización del gasto público en medicamentos.

Peticiones de la industria

A finales de año, desde la patronal de la industria innovadora ya comunicaban algunas de las peticiones del sector, entre las que destacaba la inclusión en este convenio de los medicamentos genéricos y biosimilares.

A este respecto, su presidente, Martín Sellés, consideraba que todos los agentes del sector deberían contribuir a la sostenibilidad del sistema y por ello afirmaba que “el nuevo convenio debería incluir a todos los agentes, y no sólo a las compañías innovadoras y a los productos de marca”. Para respaldar esta afirmación, Sellés explicaba que actualmente “tan solo el 65 por ciento del gasto total de medicamentos”corresponde a fármacos de marca; por ello, indicaba que al incluir a genéricos y biosimilares, la contribución a la sostenibilidad del SNS mejoraría.

Otra de las solicitudes que exponían desde la patronal era que el nuevo acuerdo tuviera en cuenta la aportación del sector al país. Dentro de esta aportación, Sellés animaba a analizar aspectos como la empleabilidad y la inversión acometida en I+D, investigación básica y plantas de producción.

Primer año con devoluciones

El año 2018 fue el primero en que la industria farmacéutica tuvo que realizar una devolución al Estado en base al pacto PIB. La cuantía total asciende a alrededor de 150 millones de euros.

Tras conocer que en esta ocasión el sector tendría que efectuar esta devolución, Martín Sellés comunicó que ya se había establecido la fórmula de reparto entre compañías, fijado en función de las ventas anuales de cada laboratorio y de su crecimiento.