J.P.R. Madrid | viernes, 20 de octubre de 2017 h |

Médicos, farmacéuticos y pacientes identificaron las necesidades no cubiertas en el abordaje multidisciplinar de la esclerosis múltiple (EM), durante el Congreso de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH).

“Necesitamos tratamientos más seguros, eficaces y sencillos para el paciente con el objetivo de conseguir una buena adherencia. Esto se traduce menos brotes, menos consultas y una mejor calidad de vida”, señaló Andrés Navarro, jefe del Servicio de Farmacia Hospitalaria del Hospital General de Elche, durante el taller ‘¿Quedan necesidades por cubrir en la esclerosis múltiple?’, organizado por la compañía farmacéutica Merck.

El jefe de Servicio de Neurología del Hospital de Cruces, Alfredo Rodríguez Antigüedad, coincidió con Navarro en la necesidad de medicamentos más eficientes, seguros y eficaces. Durante su intervención insistió en otras necesidades no cubiertas como la regeneración de las lesiones producidas por la enfermedad, la identificación de biomarcadores, un mayor conocimiento sobre la causa de la enfermedad con el objetivo de poder prevenirla y la personalización del tratamiento. En esta última línea, Rodríguez Antigüedad advirtió de que las prioridades varían entre neurólogo y paciente a la hora de individualizar el tratamiento. Siempre con la eficacia y la seguridad como máxima, los clínicos persiguen garantizar la monitorización, mientras que los pacientes buscan una mayor comodidad.

El objetivo de mejorar la adherencia continúa en la mente de los especialistas, a pesar de que la tasa es una de las más altas de Europa. “Existen dos estudios sobre la adherencia. Oscila entre el 61 y el 88 por ciento. La media en España se encuentra en el 85 por ciento, mientras que la europea se sitúa en el 65 por ciento. En España, quizás por el modelo de atención sanitario, es mucho más alta que en otros países de Europa. Esto redunda en una mejora en los resultados en salud”, explicó Navarro.

Como consecuencia en los últimos años se han conseguido reducir las recaídas. “Antes los pacientes sufrían un brote cada dos años, en la actualidad los tienen cada siete u ocho años”, afirmó Rodríguez Antigüedad.

Abordaje multidisciplinar

Para la consecución de esta meta, juega un rol importante el farmacéutico de hospital. No obstante, encuentra limitaciones en este objetivo. “Siempre estamos escasos de personal. Hay que trabajar en incorporar más recursos para que podamos llegar a todos correctamente. Hay hospitales que tienen mucha carga asistencial. La atención continuada hace que mejore la adherencia del paciente”, subrayó.

Rodríguez Antigüedad puso de manifiesto que la colaboración del neurólogo y el farmacéutico es positiva en la actualidad. El neurólogo insistió en la colaboración para el seguimiento de los pacientes una vez seleccionado el tratamiento. “Debemos hacer una evaluación a posteriori de la evolución clínica”, afirmó.

Papel del paciente

En esta colaboración, Pedro Carrascal, vicepresidente de la Plataforma Europea de Esclerosis Múltiple, insistió también en la importancia del enfermero en esta colaboración farmacéutico-neurólogo. “Que esa relación funcione es muy importante. Dependiendo de los hospitales y de las comunidades autónomas hay muchas diferencias”, aclaró.

Carrascal identificó diferentes necesidades desde el punto de vista de los pacientes. La primera es un refuerzo de la formación para gestionar mejor la enfermedad. El vicepresidente de la Plataforma Europea reclamó ayudas dentro del Sistema Nacional de Salud para la rehabilitación de estos pacientes, una mayor participación en la toma de decisiones junto al médico y la ayuda psicológica tanto para el paciente como para su familia.

Rodríguez Antigüedad coincidió en la necesidad de potenciar esta relación entre le médico y el paciente. Señaló que el paciente toma la decisión y que en esta labor el médico debe ayudarle.


Los especialistas insisten en la necesidad de tratamientos más eficaces, seguros y sencillos de tomar



Los pacientes reclaman mayor participación en la toma de decisiones junto al profesional médico