Premios BiC
C. R. Madrid | martes, 29 de noviembre de 2016 h |

La Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria del Parlamento Europeo (ENVI) ha aplazado, previsiblemente a su reunión del 8 de diciembre, la votación de las enmiendas al borrador del informe ‘Opciones de la UE para mejorar el acceso a los medicamentos’. Así lo aseguran fuentes cercanas a la ponente del informe, la eurodiputada socialista Soledad Cabezón, si bien tampoco quedan descartados nuevos aplazamientos.

El debate de estas enmiendas es clave para equilibrar un texto que, durante su presentación, recabó duras críticas por parte de algunos grupos. Su votación estaba prevista, inicialmente, para la reunión de ENVI del 28 y el 29 de noviembre. Tocará esperar un poco más hasta conocer la versión final de este borrador que se someterá a la votación del Pleno, prevista para principios de 2017.

617 enmiendas

Los eurodiputados de ENVI registraron un total de 617 enmiendas al borrador. Tal y como informó este periódico, muchos de los cambios propuestos inciden en resaltar a la industria farmacéutica como un sector estratégico, generador de empleo y de crecimiento económico. Muestra de ello es la previsible suavización o eliminación de la apuesta lanzada para crear una ‘tasa farmacéutica’ a nivel europeo o la solicitud de abrir un nuevo debate global en Europa con presencia de la industria.

Asimismo, las enmiendas al ‘Informe Cabezón’ han apostado claramente por impulsar una legislación sobre la evaluación de las tecnologías sanitarias a nivel europeo, así como el papel de los pacientes en todos los procesos de decisiones, pero todavía muchas cuestiones dividen a los eurodiputados. Entre ellas están la clasificación de la innovación por niveles y las cuestiones relativas a la propiedad intelectual en materia farmacéutica.

Un capítulo aparte merecerán las nuevas propuestas incluidas desde algunos grupos. Dentro de ENVI existe una corriente que pretende impulsar un sistema de precios diferenciales en Europa, que implicaría por un lado cambios en el Sistema de Precios de Referencia Internacional y también en la regulación del comercio paralelo. Junto a ello se resolverán las propuestas relativas al impulso de una compañía farmacéutica europea y un precio máximo para los medicamentos.