El Global Madrid | martes, 17 de enero de 2017 h |

La diputada del PP en el Parlamento de Cantabria María José Sáenz de Buruaga ha advertido sobre la insuficiencia para abonar los gastos regionales de farmacia por recetas para 2017, cuya dotación sólo se ha incrementado un 1 por ciento cuando el gasto crece, según sus estimaciones, “casi al 5 por ciento”. Así lo manifestó durante la comparecencia parlamentaria de la consejera de Sanidad, María Luisa Real, para presentar los créditos de su departamento para 2017.

Asimismo, Sáenz de Buruaga ha indicado que, de 2016, se deben “más de 35 millones de euros” a los farmacéuticos y con lo previsto para 2017 sólo se podrá pagar “hasta mediados de julio”, en línea con el presupuesto general sanitario de la comunidad. Las cuentas presentadas por Real parten de un lastre de 120 millones de euros de más gastados en 2016. Los créditos para 2017 ascienden a 824,9 millones de euros, un 2,4 por ciento más que los presupuestos precedentes. PP y Podemos coincidieron en calificar de “inquietante” la situación presupuestaria, que agotará sus créditos para el séptimo mes de 2017.

La consejera no negó que exista infrafinanciación, aunque señaló que es algo que sucede “siempre” en todas las comunidades autónomas. Desde este punto de vista, los grupos que sustentan al bipartito, PRC y PSOE, destacaron que el presupuesto sanitario crece en 20 millones de euros y criticaron la “herencia” del PP en materia sanitaria, con 44,9 millones para el contrato de colaboración público-privada (CPP) del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla.