Monitorización remota
El Global Madrid | jueves, 29 de septiembre de 2016 h |

La falsificación de medicamentos le cuesta a la industria farmacéutica y a Europa más de 10.000 millones de euros al año y puede provocar la pérdida de 40.000 empleos directos. Así se desprende de la publicación de un nuevo informe de evaluación del impacto económico de la falsificación y piratería en el sector farmacéuticos, realizado por el Observatorio Europeo de las Infracciones de Derechos de Propiedad Intelectual.

Este, asegura que, si se tiene en cuenta el impacto que estas falsificaciones pueden causar en otros sectores, este se traduciría en unas pérdidas de 17.000 millones de euros y unos 90.000 puestos de trabajo.

El informe pone de relieve la grave amenaza para la salud pública que plantea la falsificación de medicamentos. “Los medicamentos falsificados pueden contener ingredientes activos equivocados, la dosis equivocada o sustancias peligrosas que pueden contribuir a generar resistencia a los medicamentos, agravar la enfermedad, generar algún tipo de discapacidad o incluso la muerte”, señala el escrito, que asegura que el 10 por ciento de todos los medicamentos suministrados a nivel mundial son falsificados.

En este sentido, la patronal de la industria farmacéutica europea, Efpia, asegura en un comunicado que estos medicamentos falsificados, “representan una amenaza en todo el mundo y por lo tanto existe una responsabilidad compartida global para abordar el problema de manera efectiva y sin demora”. En este sentido, asegura que” se deben elaborar medidas para proteger a los pacientes, mediante la mejora de la seguridad del producto a lo largo de las cadenas de suministro, como puede ser por ejemplo el Sistema de Verificación Europea de Medicamentos, creando actualmente por los fabricantes, comerciantes, mayoristas y farmacéuticos en el contexto de la aplicación de la Directiva sobre falsificación de medicamentos”. No obstante, la patronal llama al aumento de las sanciones y a promover una mayor sensibilización sobre el peligro del uso de medicamentos falsificados.