GM Madrid | viernes, 21 de octubre de 2016 h |

La Comunidad de Madrid ha presentado el proyecto Think Madrid destinado a posicionar la región como lugar excepcional para invertir, a tenor de los cambios de calado que supondrá el abandono de la Unión Europea por parte del Reino Unido. En un acto al que acudieron representantes del mundo financiero, político y empresarial, la presidenta de la Comunidad, Cristina Cifuentes, dijo que Madrid reúne diversas “condiciones necesarias para satisfacer las expectativas” de multinacionales, entidades financieras, organismos diversos y trabajadores.

El principal reclamo de este proyecto es “el gran sistema sanitario de la Comunidad de Madrid, uno de los mejores de Europa”. Será el punto fuerte en el que el Gobierno Madrileño quiere apoyarse para atraer el talento y la inversión de aquellos que quieran quedarse dentro de la Unión Europea.

“Vamos a elaborar una hoja de ruta que implique a todas las administraciones con el objetivo de reforzar las ventajas competitivas de Madrid, y convertir las debilidades en fortalezas”, destacó la presidenta, que compareció junto con el comisionado de la Comunidad para atraer las inversiones del Reino Unido a la región, el economista Daniel Lacalle en la presentación del proyecto “#Think Madrid”.

En materia fiscal y administrativa, Cifuentes anunció que serán favorecidas “las empresas y los trabajadores que se instalen en Madrid” y serán eliminadas las trabas y trámites burocráticos.

La presidenta mencionó entre las condiciones madrileñas para atraer a los inversores el hecho de ser una región “motor económico”, su presencia en Iberoamérica, disponer del quinto aeropuerto de la UE, por viajeros, o la presión fiscal más baja de todo España. Y citó un informe encargado a la consultora EY, según la cual el “impacto positivo” en la región por cada trabajador desplazado de Londres a Madrid se calcula en 60.000 euros.

Cifuentes explicó que estos posibles inversores “acertarán” y encontrarán “la mejor alternativa” si eligen Madrid, y se refirió a las conclusiones de dicho informe según el cual la capital tiene magnificas infraestructuras de transporte, alta calidad de vida educativa, sanitaria y de seguridad ciudadana,

Con respecto a los beneficios fiscales anunciados por la presidenta, al término del acto los secretarios generales de Madrid de Comisiones Obreras (CCOO), Jaime Cedrún, y de UGT, Luis Miguel López Reillo, anunciaron que “vigilarán” que no lleguen a Madrid inversores “para especular o aprovecharse de los beneficios fiscales”.

Cedrún aseguró que la Comunidad de Madrid, con 549.000 desempleados, “necesita hacer todos los esfuerzos para intentar captar inversión y generar empleo”, y que las empresas que lleguen puedan aprovechar parte del empleo más cualificado que hay en la región.

Daniel Lacalle, comisario de la Comunidad de Madrid en Londres, por su parte, considera que sería “una tragedia no estar preparados para el reto Brexit”, cuyos beneficios podrán ser un éxito para la Comunidad y la garantía de convertirse en una “plataforma para seguir siendo motor de creación de empleo y crecimiento. Para Lacalle, el objetivo es crear una “autopista administrativa” que ayude a las empresas a instalarse y a servir como agentes económicos y sociales que ayuden a fortalecer el crecimiento de Madrid.