C.M.L. Madrid | viernes, 21 de octubre de 2016 h |

Avanzar en la despolitización de la gestión, mejorar la precariedad laboral, conseguir presupuestos finalistas, y mantener el sistema público son los objetivos de la nueva junta directiva de CSI-F.

La semana pasada, la Comunidad de Madrid acogió el Congreso Nacional de Sanidad de la organización sindical con el consejero de Sanidad, Jesús Sánchez Martos, en la inauguración. Durante el encuentro el que hasta ahora era presidente del Sector Sanidad, Fernando Molina, dio el relevo a Javier Martínez Martínez, responsable de la Unión Autonómica de Andalucía. Por su parte, Fernando Hontangas (Unión Autonómica de Madrid) , será el vicepresidente de la central.

El nuevo presidente del Sector Nacional de Sanidad asume el cargo con la voluntad de incrementar la afiliación, los delegados y la representatividad, implicar a toda la ejecutiva en el proyecto, y potenciar la negociación y la acción sindical.

En este sentido, como indican desde la organización, en la primera Ejecutiva Nacional del Sector que se celebre, se propondrá la creación de seis grupos técnicos de trabajo: Tcaes y T.E; enfermería hospitalaria; personal de gestión y servicios; personal facultativo; personal EIR; y atención primaria.

‘Modus operandi’

Los grupos de trabajo favorecerán la unidad en el discurso y la acción sindical y trabajarán en líneas generales, con las incorporaciones autonómicas en promover una sanidad pública e universal.

De manera concreta, y como el sindicato ha venido haciendo hasta ahora, las líneas de actuación abordarán desde la estabilidad y la calidad en el empleo, bolsa de trabajo y selección, hasta la carrera profesional, y la prescripción de enfermería. La organización también mantendrá su apuesta por el desarrollo de las especialidades enfermeras. Además, seguirá pendiente de los recursos interpuestos en los tribunales contra la troncalidad, y los foros de las profesiones médica y enfermera.