Premios BiC
El Global Londres | miércoles, 14 de septiembre de 2016 h |

Los cambios en la relación entre fabricantes y mayoristas (como consecuencia del crecimiento del mercado de los biosimilares y su dispensación casi exclusiva en el canal hospitalario), el uso de Big Data para dar respuestas a los problemas de suministro o el impacto del Brexit en el sector, son algunas de las actuales preocupaciones de los mayoristas europeos. Así ha quedado de manifiesto en la III Conferencia Internacional de la Distribución Farmacéutica celebrada estos días 12 y 13 de septiembre en Londres por la patronal europea GIRP y la HDA.

Amén de las citadas cuestiones, en las dos jornadas de este encuentro — al que han asistido también representantes de la política europea y de la industria farmacéutica— también se ha hecho balance de la implantación de los distintos sistemas de verificación de medicamentos en los países europeos, así como la contribución de la distribución farmacéutica en el correcto tratamiento y eliminación de los residuos de medicamentos. Sobre este aspecto, el director general de la patronal española de distribuidoras de gama completa (Fedifar), Miguel Valdés, ha llevado a cabo una exposición del sistema nacional Sigre.

En este sentido, Valdés ha destacado la implicación de toda la cadena del medicamento nacional en este sistema de gestión de residuos medicamentosos que evita la emisión anual de 1.400 toneladas de CO2. Cabe recordar que, en el caso de España, la distribución participa en el modelo Sigre recogiendo los envases y restos de medicamentos de las farmacias y llevándolos al punto de tratamiento.