Premios BiC 2020
FARMACIA

br

Santiago de Quiroga Presidente Editor de EG | viernes, 28 de junio de 2019 h |

La presión sobre la inversión (antes mal llamado gasto) en medicamentos con cargo a fondos públicos tiene su evidencia en el informe de AIReF, donde lanza recomendaciones de qué debería hacerse en términos de ahorro, al tiempo que deja caer la sombra de la duda sobre si han hecho lo correcto los anteriores Gobiernos. Nada más lejos de la realidad: contener el crecimiento es una tarea cumplida, no sin dejarse en el camino los problemas y tensiones asociados a los ajustes. Que desde una entidad financiera se apunte a las equivalencias terapéuticas es como proponer ahorros haciendo intervenciones quirúrgicas complejas desde un centro de salud: es dar “gato por liebre”. AIReF reconoce un crecimiento en gasto en medicamentos de entre el 1,5% y el 2% para este año, y da la razón al plan de este Gobierno de contener el crecimiento, a pesar de la innovación, la epidemiología y el envejecimiento. Un reto de gestores y altos cargos, pero también de centros de salud y hospitales: todos hacen esfuerzos y todos hacen su trabajo, eficaz a la vista del resultado. A finales de 2019 se revisará y renovará un pacto entre Gobierno y Farmaindustria que ahora se entiende mejor y que es bueno para las partes. A falta de calcular con exactitud la fórmula final, habrá devolución este año de alrededor de 150 millones de €. Un acuerdo de esta naturaleza es un seguro para las arcas públicas, que condiciona al incremento de la riqueza del país su mayor inversión en innovación.