El Global Madrid | martes, 20 de noviembre de 2018 h |

El estudio GioTag, publicado por la revista Future Oncology e impulsado por Boehringer Ingelheim, ha demostrado que la secuencia terapéutica de afatinib de Boehringer Ingelheim -en primera línea- seguido de osimertinib -en segunda- permite ampliar el tiempo de tratamiento libre de quimioterapia en pacientes con cáncer de pulmón no microcítico avanzado (CPNM) y EGFR M+ que han desarrollado la mutación de resistencia T790M; en concreto este es uno de los mecanismos de resistencia más frecuentes en pacientes que han sido tratados en primera lÍnea con inhibidores de la tirosina-cinasa (TKI) de primera o segunda generación. En concreto, los datos de este estudio revelan que, en concreto da a los pacientes una supervivencia de una mediana de 27,6 meses.

Maximilian J. Hochmair, oncólogo en el Departamento de Medicina Intensiva y del Sistema Respiratorio del Otto Wagner Hospital e investigador coordinador del ensayo, asegura que teniendo en cuenta que “existirán más opciones de tratamiento dirigido, es importante comprender el impacto de las diferentes líneas de tratamientos en la respuesta de los pacientes”. Además, agrega que “los resultados de GioTag muestran que el tratamiento secuencial es una estrategia atractiva en pacientes con CPNM con mutación del gen EGFR que ofrece un beneficio clínico prolongado a un número importante de pacientes, a la vez que amplía (de manera importante) el tiempo sin quimioterapia de los pacientes”.

Según se desprende de este estudio, el beneficio es consistente en todos los subgrupos de pacientes, con datos especialmente positivos en pacientes con mutación en el exón 19 (mediana de tiempo en tratamiento de 30,3 meses) y en asiáticos (mediana de tiempo en tratamiento de 46,7 meses). Las tasas de supervivencia global a los 2 y 2,5 años fueron del 78,9 por ciento y del 68,8, respectivamente.