Premios BiC
Acción humanitaria

br

| viernes, 27 de septiembre de 2019 h |

Start’ es mucho más que la tecla de inicio de un dispositivo electrónico. Es el nombre de un hospital de campaña que lleva la cooperación española a los lugares del mundo que atraviesan por una situación de emergencia.

El proyecto Start (Spanish Technical Aid Response Team, por sus siglas en inglés), también conocido como “chalecos rojos” se puso en marcha en 2018. Se trata de una iniciativa de la Agencia Española de Cooperación al Desarrollo (Aecid) que permite que nuestro país cuente con un equipo sanitario de primer nivel de profesionales del sistema público de salud, listo para desplegarse en cualquier rincón del mundo donde se produzca una emergencia humanitaria. En abril de este año se dio, por primera vez, el despliegue de este equipo en Dondo (Mozambique) para dar respuesta a la grave situación producida por el ciclón Idai.

Mónica Acosta, jefa del Departamento de Emergencia y Postconflicto de la Oficina de Acción Humanitaria de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo, explicó esta iniciativa en el marco del curso “En un mundo global… las vacunas cuentan”, organizado recientemente por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo y MSD.

Recursos humanos

Los voluntarios que participan en el Start realizan el trabajo de campo por espacio de 15 días. Acosta explica que aunque inicialmente, la colaboración sanitaria en emergencias era de nivel uno, “se vio necesario ampliar el campo de actuación ofreciendo atención quirúrgica y posibilidad de hospitalización dentro de este dispositivo, que debe ser autónomo”.

La misión está formada por personal voluntario de los servicios de salud de las diferentes comunidades autónomas. No todas contribuyen por igual, advierte la responsable, que remarca que mientras algunas regiones mantienen la retribución salarial durante las dos semanas que se realiza el proyecto, otras regiones la quitan, lo que frena a los profesionales a participar en este tipo de intervenciones. Desde la oficina se está negociando con el Ministerio de Sanidad la posibilidad de adoptar medidas para igualar estas condiciones en todas las comunidades autónomas, cumpliendo en la práctica un acuerdo aprobado en la reunión de marzo de 2015 del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud.

La acción humanitaria tiene como objetivo, recuerda Mónica Acosta, salvar vidas y paliar sufrimiento humano. A diferencia de la cooperación al desarrollo, su intervención se rige por criterios de humanidad, imparcialidad, neutralidad e independencia.


El dispositivo está formado por personal voluntario de los servicios de salud de las comunidades



El hospital de campaña se desplegó por primera vez en abril de este año con el ciclón Idai, en Dondo