Premios BiC
ARACELI JIMÉNEZ FUERTES, Responsable RSC en el Hospital de Manises

br

Desde 2013, el Hospital de Manises cuenta con una área de Responsabilidad Social Corporativa centrada en tres focos: cuidar del planeta, reduciendo un 50 por ciento las emisiones de CO2, cuidar de las personas, ofreciendo tanto a los trabajadores como a sus pacientes actividades de integración, y trabajar en el ámbito local, para lograr un impacto cercano
María Clara Montoya, RSC | 2017-05-12T10:11:39+02:00 h |


Comenzamos la gestión sostenible en 2013 y nos ha ayudado a certificarnos en gestión energética y huella de carbono además de poderla reducir


Pregunta. ¿Desde hace cuanto está en activo esta unidad en el Hospital de Manises?

Respuesta. Desde hace tiempo venimos trabajando en el área de RSC porque creo que es una tendencia hacia la que van todas las organizaciones empresariales y por supuesto los hospitales. Nuestra unidad está desde 2013 y está compuesta por el Hospital de Manises, 20 centros de atención primaria y el Hospital de Crónicos de Mislata.

P. ¿Cómo surgió la creación de este departamento?

R. Lo que hemos hecho para poder implantar bien nuestra área fue fijarnos en las políticas de Sanitas, que es quien se encarga de la gestión del centro. En esta compañía hay una política muy marcada de RSC que se centra en dos líneas principales: cuidar del planeta, una iniciativa que nosotros llamamos Healthy Planet y cuidar de las personas, tanto de nuestros empleados y con nuestra población, para que vivan vidas más sanas y más felices.

Además, a título del propio Hospital de Manises contamos con una tercera línea que se centra en trabajar a nivel local, en dejar una huella en nuestro entorno.

P. ¿Cuáles son las iniciativas más destacadas?

R. Trabajamos con la Fundación Cavadas y tenemos una línea en la que personas sin recursos vienen a operarse de reconstrucciones e implantes además de otras acciones locales como el árbol solidario en Navidad para recoger juguetes y alimentación que se destinan a las ONGs de nuestro departamento de salud.

P. Antes hablábamos de la cuestión de cuidar del planeta, pero ¿cómo se pueden implantar medidas ecológicas en los hospitales, que gastan tantos recursos?

R. Lo primero que hemos hecho ha sido calcular cuales son todos nuestros impactos medioambientales y nuestra huella de carbono. Hemos hecho una foto fija y hemos visto de qué manera podemos hacer una gestión más eficiente. Desde 2013, hemos hecho una reducción de un 50 por ciento de nuestras emisiones de CO2 hasta 2016. Nuestro primer objetivo había sido el de reducir las emisiones un 20 por ciento.

P. ¿Cómo pudieron avanzar tanto?

R. Esto fue posible gracias a un plan que incluía, entre otras acciones, la sustitución del sistema de iluminación del hospital y de todos los centros de atención primaria por tecnología LED, que es mucho más eficiente que la convencional.

El plan también contaba con sacar mayor rendimiento a la planta solar térmica de 300 metros cuadrados, situada en la cubierta del hospital, para reducir el consumo de gas natural y para generar agua caliente con ella. Además, tenemos dos plantas solares: una térmica y otra fotovoltaica. La fotovoltaica nos ha traído ahorro porque alimenta durante 14 horas al día, algo que supone el consumo equivalente a toda la iluminación del hall del hospital. Así que conseguimos que este espacio, que es muy grande, pueda estar iluminado.

Otra de las cosas que hicimos fue sustituir los sistemas de climatización de los centros de primaria por equipos de vasos refrigerantes con la capa de ozono. Todo esto ha supuesto una inversión de 700.000 euros.

P. ¿Y cuales son las políticas sobre el bienestar del personal del hospital?

R. Hay un programa, llamado Smile en el que fomentamos que los trabajadores estén más felices por trabajar aquí y está centrado en varios objetivos como fomento del ejercicio, alimentación más saludable, bienestar emocional y salud en familia.

P. ¿Cómo repercuten sobre los empleados, hay algún tipo de feedback?

R. Smile está asociado a un estudio en el que se ve si realmente surte efecto y mejora en alguna medida y aparte desde el hospital hemos hecho un estudio de riesgo psicosocial con la Universidad Jaume I para ver el nivel de estrés de nuestros empleados y sus riesgos. Con estos datos pudimos monitorizar a nuestros trabajadores y por el estudio recibimos el premio a Hospital Optimista en su primera convocatoria hace dos años.