Premios BiC
ESTRATEGIA

br

| viernes, 16 de marzo de 2018 h |

Nuestro planeta se enfrenta cada vez con más frecuencia a las consecuencias imprevisibles del cambio climático y el agotamiento de los recursos, por lo que es necesario actuar urgentemente para adaptarse a un modelo más sostenible. Se necesitan alrededor de 180.000 millones de euros de inversiones adicionales al año para alcanzar los objetivos de la UE para 2030 acordados en París, entre ellos una reducción del 40 por ciento de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Por este motivo, sobre la base de las recomendaciones formuladas por el Grupo de expertos de alto nivel sobre finanzas sostenibles, la Comisión Europea (CE) ha presentado una hoja de ruta para potenciar el papel de las finanzas en la consecución de una economía que funcione correctamente y permita también alcanzar los objetivos ambientales y sociales.

El Plan de Acción sobre finanzas sostenibles forma parte de los esfuerzos de la Unión de los Mercados de Capitales (UMC) por conectar las finanzas con las necesidades específicas de la economía europea en beneficio del planeta y de la sociedad. También es una de las principales medidas para la implementación del histórico Acuerdo de París y la agenda de la UE para el desarrollo sostenible.

Entre las principales acciones destaca establecer un lenguaje común para las finanzas sostenibles, es decir, un sistema de clasificación unificado —o taxonomía— de la UE, que defina lo que es sostenible y señale los ámbitos en los que la inversión sostenible puede tener mayor repercusión. Otra de las líneas propone crear etiquetas de la UE para los productos financieros “verdes”. Los inversores podrán así identificar las inversiones que cumplen los criterios ecológicos o de bajas emisiones de carbono.


Se necesitan 180.000 millones adicionales al año para alcanzar los objetivos de la UE en 2030