Premios BiC

La Fundación para la Cooperación Internacional de la Organización Médica Colegial (Fcomci) está coordinando con los Ministerios de Sanidad y Asuntos Exteriores una misión sanitaria en Mauritania. Cinco profesionales sanitarios españoles, tres de medicina y dos de enfermería, se han desplazado a la capital de este país, Nuakchot, para hacer frente a la COVID-19 en sus hospitales y aportar su experiencia y conocimientos tras afrontar esta crisis en España.

Esta iniciativa ha surgido de la Embajada de España en Mauritania, en concreto de su embajador, médico de profesión, Jesús Santos, quien trasladó la petición de apoyo del país africano a España para hacer frente a la pandemia tras el incremento de la tasa de contagios, que ha pasado en una semana de tres casos a 3.000, con unas debilitadas estructuras sanitarias del país.

Una semana en el terreno

Desde entonces, los ministerios de Asuntos Exteriores y de Sanidad, junto a la Fundación para la Cooperación Internacional de la Organización Médica Colegial, han trabajado de forma coordinada y conjunta para, en tiempo récord, lograr que un equipo de profesionales sanitarios pueda estar allí hasta el 7 de julio y presten sus servicios en los hospitales de Nuakchot que tienen pacientes de COVID-19, proporcionando su experiencia y conocimientos de la enfermedad.

El equipo de apoyo está integrado por David Pestaña, jefe de Servicio de Anestesia y Cuidados Críticos del Hospital Ramón y Cajal; Esther Barbero, especialista de Área del Servicio de Neumología del Hospital Ramón y Cajal; José Luis Casado, médico Adjunto del Servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Ramón y Cajal; Laura Andújar, enfermera del Servicio de Emergencias del Hospital 12 de Octubre; y Manuel Pardo, enfermero de la Gerencia de Urgencias y Emergencias 061 de la Región de Murcia.

Viaje presidencial

Aparte de este equipo, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha viajado también a Mauritania, donde ha mantenido un encuentro bilateral con su homólogo y ha hecho entrega de un cargamento de ayuda al país para luchar contra la COVID-19.

“La cooperación en materia de gestión de flujos migratorios es un aspecto central, aunque no el único, de la relación bilateral entre España y Mauritania”, apuntan desde el Gobierno.

Buenas prácticas sobre el terreno

“El objetivo de esta misión es trasladar las buenas prácticas y formar, in situ trabajando, a los profesionales sanitarios del sistema mauritano de salud, para que estén capacitados y puedan hacer frente a la COVID-19”, asegura Marieta Iradier, coordinadora General de la Fundación Estatal, Salud, Infancia y Bienestar Social del Ministerio de Sanidad (FCSAI), quien añade que “estos médicos tendrán a su disposición toda la logística de la cooperación española y de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para el desempeño de su labor”.

Para la coordinadora, “es un proyecto de gran calado en el que están implicados además de los dos ministerios citados, la propia Presidencia del Gobierno y el Ministerio de Defensa porque España considera importante aportar la experiencia de la lucha contra la COVID-19 de todos estos meses”, tal y como ha subrayado.