Controlar la pandemia

La Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH) y Gilead Sciences han firmado un acuerdo de colaboración para dar respuesta a las necesidades de los servicios de Farmacia de 111 Hospitales en nuestro país y casi 3.400 farmacéuticos hospitalarios, para afrontar la Crisis del Covid-19 a través del ‘Fondo solidario’ constituido por la Sociedad. Estas medidas están encaminadas a dotar de los recursos necesarios a los servicios de las farmacias hospitalarias para mejorar la seguridad de los pacientes, de los profesionales sanitarios y adecuar los servicios para la elaboración y conservación de medicación Covid-19.

Uno de los aspectos más relevantes de este acuerdo es facilitar a los servicios de los medios necesarios para incrementar la seguridad de los pacientes externos. Por ello, este convenio incluye la compra de 45 dispositivos destinados a la telefarmacia, así como ayudas para sufragar el coste de envío y transporte de medicación, de manera que el paciente recibe una Atención Farmacéutica individualizada sin necesidad de desplazarse al Hospital, aumentando su seguridad y reduciendo el riesgo de infección.

Este acuerdo ayudará también en la mejora de las medidas de seguridad para los profesionales de los Servicios de Farmacias hospitalarias a través de la entrega de 10.000 unidades de material de protección como mascarillas, guantes, batas, etc. y la dotación de mamparas protectoras en consultas y lugares de dispensación para evitar la trasmisión del virus.

Colaboración frente a la Covid-19

En este apartado de mejoras de las condiciones de seguridad, todos los hospitales que han solicitado colaboración a través de la SEFH recibirán el material necesario para la elaboración y envasado de la solución hidroalcohólica, elemento imprescindible para la desinfección y prevención del Covid-19.

Esta colaboración también va destinada al acondicionamiento necesario de los Servicios de Farmacia para dar respuesta al incremento de carga asistencial en la elaboración, preparación y conservación de medicamentos por la crisis del Covid-19. El incremento de stock de medicamentos, especialmente los utilizados en UCIs ha implicado la necesidad de ampliar su capacidad de almacenamiento y conservación en condiciones óptimas.