Premios Fundamed

El Consejo de Ministros dará continuidad a la dispensación “no presencial” desde hospitales a pacientes externos —la denominada telefarmacia— en el real Decreto-ley de la ‘nueva normalidad’ que aprobado este 9 de junio.

Este “apoyo normativo” a la telefarmacia—a falta de conocer su redacción concreta— ha sido anunciado por la propia presidenta de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH), Olga Delgado, durante la presentación virtual este 9 de junio del Libro Blanco de la Farmacia Hospitalaria. Un documento en el que, mediante encuestas a todos los Servicios de Farmacia nacionales, ofrece una radiografía numérica y estadística de la situación de la especialidad en España.

Imagen de la presentación virtual del Libro Blanco de la Farmacia Hospitalaria (2020).

Cabe recordar que durante el estado de alarma por la crisis sanitaria de la covid-19 y, en concreto, en respuesta a las medidas de confinamiento asociadas y la recomendación a pacientes externos vulnerables de no acudir a los hospitales a recoger renovaciones de sus tratamientos, se ha fomentado el impulso de la telefarmacia y el envío de medicamentos a los domicilios —o centros de salud o farmacia de referencia del paciente, si así lo prefería—. De hecho, el Libro Blanco de la SEFH recoge que antes de la pandemia solo se realizaba dispensación a domicilio desde el 3,8 por ciento de hospitales, mientras que una encuesta publicada por la SEFH en plena crisis elevó ese porcentaje a un cien por cien técnico, beneficiando a más de 116.000 pacientes.

Esta medida, surgida de la necesidad y urgencia, será ahora refrendada por el Gobierno para esta nueva etapa de desescalada y camino hacia la ‘nueva normalidad’. Cabe recordar que, basándose en el éxito que ha tenido la iniciativa en estos meses, la SEFH ya había anunciado su interés por desarrollar la telefarmacia al margen de esta crisis y publicó recientemente un documento de posicionamiento al respecto.

“Será difícil mantener el nivel de actividad de telefarmacia que hemos conseguido durante esta crisis; pero debemos trabajar por mantenerlo”, ha apuntado en esta presentación Miguel Ángel Calleja, ex presidente de la SEFH. Desde su responsabilidad como jefe de Servicio del Hospital Virgen de la Macarena (Sevilla), Calleja ya venía impulsando de forma pionera un servicio de telefarmacia, como contó EG.

Un millón de pacientes externos

La telefarmacia y el envío de medicamentos a domicilios de pacientes externos es una muestra de la diversificación de actividades de los Servicios de Farmacia.

Una ampliación de la cartera de servicios que se confirma en esta actualización del Libro Blanco de la SEFH y que tiene en el área de pacientes externos uno de los mayores exponentes. “El área de pacientes externos tienen un reto enorme por delante; no solo vale con la telefarmacia, hay que establecer nuevas vías bidireccionales de comunicación con los pacientes”, ha indicado Delgado.

Según datos que recoge este Libro Blanco, los Servicios de Farmacia nacionales atienden (dispensan) en su conjunto a más de un millón de pacientes externos. Principalmente, pacientes con VIH (más de 139.000), artropatías (cerca de 62.000) y hepatopatías (53.000). Para la dispensación presencial —que seguirá siendo necesaria para determinadas situaciones o perfiles de pacientes—, el Libro Blanco de la SEFH recoge que el 25 por ciento de hospitales han incrementado sus horarios de atención en los últimos años.

Incremento de plantillas

Otros reseñables datos que recoge este Libro Blanco indican que en los Servicios de Farmacia trabajan una media de 21 personas, de las cuales el 22 por ciento son farmacéuticos especialistas (4,2 de media) y un 65 por ciento personal no farmacéutico. Las plantillas han crecido en torno al 24 por ciento desde 2015 (fecha de la anterior versión del Libro Blanco). El rango de edad media de estos profesionales se sitúa entre los 40-50 años, si bien hay diferencias entre los centros de titularidad pública y privada.

Farmacia Hospitalaria Covid

Este documento también recoge un incremento “generalizado” de la participación del farmacéutico hospitalario en las distintas Comisiones de un hospital, así como una mayor presencia en Unidades Clínicas, Urgencias y Centros Sociosanitarios. En el otro extremo, se atisba margen de mejora en cuestiones como la robotización y automatización de los Servicios “ y también es mejorable la presencia de este especialista en los hospitales de día”, valora Calleja.