Premios BiC
E.M.P. Madrid | viernes, 23 de junio de 2017 h |

La trazabilidad es un elemento indispensable para reducir los riesgos y mejorar la seguridad en el proceso de utilización de medicamentos. En este campo, la radiofrecuencia es una tecnología que está cobrando gran interés y que es reconocida por algunos autores como una tecnología emergente y de futuro. Su aplicación en diferentes entornos en nuestro ámbito es aún incipiente, pero prometedora.

Este es uno de los temas que se debatieron en el VI encuentro La Farmacia Hospitalaria del Siglo XXI, organizada por Chiesi en A Coruña con el objetivo de dar a conocer las últimas novedades en atención farmacéutica hospitalaria.

Dirigido a farmacéuticos especialistas en farmacia hospitalaria, el curso tuvo una orientación práctica y se mostraron aspectos de la actividad asistencial de la farmacia hospitalaria que en este momento son críticos en la atención al paciente. El programa contó con el aval del Instituto de Investigación Biomédica de A Coruña y del Servizo Galego de Saúde.

El curso se estructuró en torno a cuatro rutas asistenciales: trazabilidad de medicamentos por radiofrecuencia, individualización terapéutica, atención farmacéutica a pacientes externos y coordinación asistencial.

Otra gran tendencia analizada y debatida fue la individualización terapéutica, que se ha convertido en una parte esencial de la identidad profesional de los farmacéuticos gracias a la monitorización farmacocinética y a la farmacogenética.

El paciente externo, en constante crecimiento en las Farmacias Hospitalarias, fue otro de los grandes temas que se trataron en el encuentro. Los nuevos modelos de atención farmacéutica centrados en áreas de conocimiento específicas, la atención no presencial, el uso de herramientas que nos ayudan en la monitorización del paciente, así como la documentación de la actividad del farmacéutico en la historia clínica del paciente, son aspectos claves.

En el curso se debatió sobre la coordinación asistencial y la desaparición de las barreras entre niveles, evitando compartimentos y escalones, y considerando que la asistencia es un proceso horizontal.