Controlar la pandemia

Cerca de 116.000 pacientes externos se han beneficiado durante la pandemia de la Covid-19 de la Telefarmacia implantada por los hospitales para facilitar el acceso a su medicación sin acudir a estos centros. Así lo revela una encuesta que la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH) ha realizado a 185 servicios de Farmacia, que atienden a más de 600.000 pacientes externos. Dichos resultados confirman una tendencia exponencial en el uso de la telefarmacia que ha pasado de un 17 por ciento en los hospitales encuestados al cien por cien (185) en la actualidad.

Olga Delgado, presidenta de la SEFH, destaca el hecho de que 116.000 pacientes se haya podido beneficiar “de un servicio asistencial individualizado en el que se les acompaña a distancia sin discriminar por patología y apostando por definir a los candidatos en función de sus circunstancias personales alineados con el posicionamiento emitido por nuestra Sociedad. Cabe recordar que, recientemente, esta sociedad científica difundía un documento con los criterios a tener en cuenta para asentar la telefarmacia más allá de esta crisis sanitaria.

El 22 por ciento de los hospitales han extendido la telefarmacia a la mayoría de sus pacientes externos

El envío de medicamentos ha estado “recomendado” en esta crisis sanitaria a pacientes vulnerables que, por sus patologías, tienen desaconsejado acudir a entornos hospitalarios. Un filtro que ha sido aplicado por la mayoría de centros. El 31 por ciento de centros ha ofrecido este servicio a un rango inferior al 20 por ciento del total de sus pacientes externos. En el otro extremo, un 22 por ciento de hospitales han extendido la telefarmacia a la práctica totalidad de sus pacientes externos (80-100 por ciento).

Los domicilios, destino mayoritario

El paciente puede elegir si desea recibir sus renovaciones de tratamiento en el domicilio, o bien, como principales alternativas, en su centro de salud o farmacia de referencia. Según esta encuesta, el envío directo al domicilio ha sido la opción más frecuente (utilizada en 161 de los 185 hospitales objeto de la encuesta), seguida del envío a centros de salud y, en un uso menor, las farmacias.

Solo un 12 por ciento de hospitales (23 de 185) ha remitido la medicación a una farmacia para la recogida del paciente —y previa elección del paciente de esta vía—. Cabe destacar que cinco CC.AA ha asignado a su red de farmacias la dispensación excepcional durante el estado de alarma la dispensación de medicamentos hospitalarios a pacientes externos. También en estos casos la medicación es enviada a las boticas, pero sin que esté basada en una decisión del paciente.

El envío a medicamentos ha sido una de las recomendaciones para pacientes vulnerables

Una de las cuestiones que más controversia ha causado en torno a la telefarmacia —desde el prisma de la farmacia comunitaria— radica en que los envíos a domicilio sean realizados por empresas de mensajería convencional. Según esta misma encuesta, el apoyo en estas empresas ha sido mayoritario, seguido por la ayuda prestada por voluntarios (ONGs, estudiantes, etc.) o medios propios de los servicios de Farmacia. Pese al ofrecimiento realizado por las distribuidoras farmacéuticas, solo un 14 por ciento de hospitales (26) indican haberse apoyado en mayoristas farmacéuticos.

Telefarmacia… Con teleconsulta previa

La SEFH siempre ha defendido que la telefarmacia no solo se basa en el envío del tratamiento, sino en complementarlo con el asesoramiento y seguimiento del paciente. En este sentido, en el 87’6 por ciento de casos, los servicios de Farmacia realizaron teleconsulta con el paciente previa al envío de la medicación.

En una valoración general de los datos, Ramón Morillo, Coordinador del Grupo MAPEX (Mapa de Atención al Paciente Externo), ha subrayado “la rápida adaptabilidad a las circunstancias de los Farmacéuticos de Hospital y la alta calidad de la actividad realizada por la atención farmacéutica previa y el registro en las historias clínicas de los pacientes”.