Premios Fundamed
GM Madrid | viernes, 13 de diciembre de 2019 h |

La humanización del paciente psiquiátrico ha sido el tema central sobre el que ha pivotado una jornada de buenas prácticas organizada por el Grupo de Farmacia Neuropsiquiátrica de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH). El objetivo ha sido compartir experiencias en las que el farmacéutico aporta valor a la asistencia del enfermo mental. Según Eduardo Echarri, organizador de la jornada y miembro del Grupo de Trabajo de Farmacia Neuropsiquiátrica de la SEFH, “La Farmacia de Hospital aporta su grano de arena compaginando aspectos de gestión y de competencia clínica que requiere una visión clara de la problemática del paciente psiquiátrico y un compromiso real con el planteamiento de soluciones individualizadas a los pacientes”.

Se han definido así los factores que permiten al farmacéutico participar en el proceso de humanización: la educación sanitaria, la coordinación entre profesionales y niveles asistenciales y la participación en la adaptación del tratamiento según las necesidades o características del paciente. Asimismo, el encuentro ha incorporado la visión de farmacéuticas de atención primaria y de hospital junto con la de un psiquiatra. Todo con el objetivo de fomentar estas actividades bajo la perspectiva de la humanización en la asistencia.

Con respecto a la educación sanitaria, es necesario formarse en habilidades de comunicación y metodología de técnicas educativas sanitarias. Respecto a la coordinación, se requiere homogeneizar procesos y establecer circuitos ágiles para garantizar la seguridad y calidad asistencial. Finalmente, se debe conocer el contexto del paciente para fomentar la adherencia al régimen terapéutico.