CARMEN M. LÓPEZ Madrid | viernes, 23 de febrero de 2018 h |

Los farmacéuticos del hospital quieren agilizar la movilidad laboral, aunque actualmente se encuentran con ciertas limitaciones debido a la falta de reconocimiento. Así se desprende de una encuesta realizada por la Asociación Europea de Farmacéuticos Hospitalarios (EAHP) a más de 1.000 farmacéuticos procedentes de los distintos niveles asistenciales. €

Los datos de este trabajo están en manos de los representantes de la Comisión Europea, organizaciones farmacéuticas y otras asociaciones que están trabajando actualmente en la realización de un Marco Común de Capacitación.

La actividad de la encuesta forma parte de este proyecto, que se inició en 2014. De hecho, esta iniciativa está influenciada por el proyecto Pharmine, que aborda el impacto de la directiva europea de profesiones sectoriales y la declaración de Bolonia en la educación en farmacia en Europa. El objetivo de este estudio es analizar y proponer los planes de estudio de manera coordinada. Además, el Marco Común de Capacitación sigue las indicaciones de la modificación en 2013 de la Directiva de Calificación Profesional que creó la posibilidad de establecer marcos de formación comunes.

En la primera etapa del proyecto, la asociación europea trabajó para asegurar el acuerdo, de manera voluntaria, entre los países sobre el conocimiento, las habilidades, aptitudes y comportamientos que sustentan la práctica avanzada en el sector hospitalario.

En general, el 85 por ciento de los farmacéuticos y jefes de farmacia hospitalaria que participaron en la encuesta apoyan la creación de este marco para la especialización.

El desarrollo de la profesión, la facilitación del intercambio de conocimientos, la estandarización en la calidad de la educación y el aumento de las oportunidades de movilidad son algunas de las ventajas que se pueden obtener al crear esta herramienta para el reconocimiento transfronterizo automático de la especialización de farmacia hospitalaria.

Además, “la estandarización de la formación profesional no solo conduciría a una mejora general de la profesión farmacéutica, sino que también proporcionaría una mejora en la atención al paciente en Europa”, explican desde la EAHP. A juicio de la asociación, la atención al paciente debe contar con el apoyo de profesionales sanitarios que estén cualificados y sean informados al nivel requerido a fin de proporcionar al paciente un tratamiento óptimo. En este sentido, la especialización en farmacia hospitalaria podría lograrse mediante este modelo, siendo “una piedra angular para lograr la mejor atención para los pacientes en los hospitales”.

Los resultados de la encuesta despejan que los farmacéuticos de los hospitales están interesados en ejercer sus derechos de libre circulación.

Así, este marco para la especialización de farmacia hospitalaria a los ojos de los participantes en la encuesta aliviaría las barreras percibidas para la movilidad laboral en Europa y haría posible la homogeneización de competencias, conocimientos y habilidades en todo el continente. Además, “establecería un punto de referencia educativo para todos los países europeos a los que aspirar”, apuntan.