La evolución de la técnica, con la incorporación de robots en los servicios de Farmacia, el desarrollo de las técnicas de monitorización de superficies, o la incorporación nuevos fármacos en el último listado de medicamentos peligrosos propuestos por Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo son algunas de las novedades que han impulsado al Sescam a la actualización de su Guía de Actuación Frente al Riesgo de Exposición a Medicamentos Peligrosos.

Así, el nuevo texto  hace referencia a la existencia de robots en los servicios de Farmacia y se desarrollan las técnicas de monitorización de superficies para detectar la contaminación de las zonas de trabajo. Además, se ha incluido, como novedad, un check list de comprobación del cumplimiento de las medidas indicadas en la guía para la protección de los trabajadores.

La nueva publicación establece un método y pautas comunes para todas las actuaciones relacionadas con estos medicamentos en el sistema público regional. Tras cuatro años desde la publicación de la primera edición, así como de su presentación en el Parlamento Europeo, era necesaria la revisión y ampliación de sus contenidos.

Impulsada por la Dirección General de Recursos Humanos y coordinada por el Servicio de Prevención de Riesgos Laborales, se ha contado con la colaboración de profesionales de los sectores implicados como son los procedentes de los servicios de Farmacia, Unidades Clínicas, Gestión de Residuos, Unidades de Salud Laboral, así como de los delegados de Prevención, que han realizado un importante trabajo de revisión.

La nueva Guía está basada en los conocimientos científicos actuales y debido a los importantes avances que se han producido en este campo, será un documento vivo objeto de actualización periódica. En este sentido, se ha advertido la necesidad de actualizar su contenido y hacer referencia a la evolución de la técnica disponible, tanto para la preparación como para la administración de los medicamentos.

Cambios en la normativa

Por otra parte, la guía se ha adaptado a los cambios de normativa que se han producido en los últimos años y se ha actualizado al nuevo Protocolo de Gestión de Residuos del SESCAM, donde se incluyen los residuos de medicamentos en la clase IV, y dentro de la misma, sus dos categorías: residuos de medicamentos peligrosos y no peligrosos.

Asimismo, se han ampliado los factores de riesgo, incluyendo el de inhalación de aerosoles durante la administración, así como en cualquier otra operación, y también el listado de personal que puede estar expuesto, tanto sanitario como no sanitario. También se ha incluido el último listado de medicamentos peligrosos propuestos para su inclusión en el listado del Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo.

Con la actualización de esta guía, el Sescam pretende ampliar su vigencia y conseguir que sirva de ayuda para garantizar la seguridad y salud en los centros sanitarios de la comunidad autónoma para que todas las actividades relacionadas con los medicamentos peligrosos se lleven a cabo de la forma más segura posible frente a este riesgo.

En los próximos días se procederá a la difusión de la guía en los centros sanitarios, fomentando igualmente la información y formación de los profesionales expuestos en los centros, uniformando criterios para que todos ellos, independientemente de donde desarrollen sus tareas dentro del Sescam puedan trabajar en igualdad de condiciones y con acceso a las mismas medidas de protección.