Premios BiC
A.C. Madrid | viernes, 24 de febrero de 2017 h |

Era un hecho consumado… Ahora ya ‘oficializado’. El Ministerio de Sanidad confirmó hace unas semanas la anulación de la nueva especialidad de Farmacia Hospitalaria (FH) y Atención Primaria (AP) como consecuencia del “efecto rebote” provocado por la anulación el pasado mes de diciembre por parte del Tribunal Supremo del real decreto de Troncalidad al amparo del cual se creó hace dos años.

José Luis Poveda, presidente de la Comisión Nacional de esta especialidad (comisión que debía encargarse, como ya estaba haciendo, de elaborar el nuevo programa de la especialidad) ha confirmado que ha recibido por parte del Ministerio de Sanidad la comunicación de su nulidad.

Cabe recordar que esta nueva especialidad, anulada ya de facto y sine die desde diciembre, integraba la Atención Primaria en la ya existente de Farmacia Hospitalaria, ofreciendo así una solución intermedia frente a las reivindicaciones históricas de la Sociedad Española de Farmacéuticos de Atención Primaria, que apostaba por una especialidad propia para este colectivo.

Ahora bien, no es de esperar que la especialidad de FH y AP corra peligro en el futuro y volverá a figurar en el nuevo real decreto, dado que ninguno de los recursos previos que pesaban sobre el RD de Troncalidad, ni la posterior sentencia del Tribunal Supremo están relacionadas con esta.

En concreto, el fallo tumba esta norma por considerar “insuficiente” el análisis del impacto económico y presupuestario que recoge su memoria. “Lo que aparece como memoria económica no cumple con el contenido mínimo exigible a un documento de tal naturaleza”, exponía literalmente este pronunciamiento.

Aunque esta especialidad se considere ‘a salvo’ en un futuro nuevo redactado de la norma, sí es cierto que se demorará su puesta en marcha efectiva cuanto menos, un año.

Aunque el Ministerio ya trabaja con las comunidades autónomas en corregir esta situación, no se prevé que un nuevo texto pueda estar disponible antes de dicho periodo, plazo en el cual solo se ‘reconocerá’ la especialidad de FH, ya existente con anterioridad a este real decreto.

En este sentido, haciendo de la necesidad virtud, Poveda ya ha confirmado que se aprovechará esta paralización para, en el futuro, elaborar un plan formativo que recoja las nuevas competencias profesionales en atención primaria y mayor visión clínica.

Para Miguel Ángel Calleja, presidente de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH), la creación de la nueva especialidad era “uno de nuestro puntos nucleares de los próximos cuatro años”. El experto siempre ha apostado por la superespecialización del farmacéutico hospitalario, tal y como sucede en otros países. En los últimos tiempos, las líneas maestras de la sociedad han estado dedicadas a este fin y para ello han dedicado muchos recursos en esta materia, a través de cursos formativos y certificaciones.

Por ahora, todo apunta a que Poveda seguirá presidiendo la Comisión Nacional de la Especialidad, a la espera de conocer el resto de sus miembros.