Premios BiC
J. P. R. Madrid | viernes, 24 de febrero de 2017 h |

El Servicio de Farmacia del Hospital Ramón y Cajal trabaja en la implantación de un sistema de inteligencia artificial para predecir el grado de adherencia al tratamiento con antineoplásicos orales (Adhan). Hace dos semanas este proyecto recibió el Premio de Innovación sanitaria en la Universidad de Alcalá de Henares. Teresa Gramage, facultativo especialista en farmacia hospitalaria del Servicio de Farmacia del Hospital Ramón y Cajal, explica los beneficios que pueda aportar en adherencia en antineoplásicos orales (ANEO).

Pregunta. ¿Cuáles son las circunstancias que permiten predecir si un paciente va a seguir un tratamiento?

Respuesta. La adherencia terapéutica es un fenómeno complejo, determinado por la interrelación de diversos factores entre sí. El cálculo inicial del riesgo de falta de adherencia de Adhan se basa en la categorización de 17 de factores del paciente (sociodemográficos, relativos a su enfermedad, al tratamiento y al entorno asistencial), seleccionados a partir de la realización de un análisis multivariante en el que se analizaron 58 factores en 318 pacientes. Como Adhan incorpora machine learning para identificar patrones de datos, según se vaya implementando en la práctica asistencial y aumentando el volumen de datos, las predicciones serán cada vez más precisas, incorporando nuevos factores predictivos en caso necesario.

P. ¿Qué factores suelen provocar esta falta de adherencia?

R. En nuestro medio, los factores que de manera independiente influyen negativamente en la adherencia a ANEO son los tratamientos con intención paliativa, los ingresos hospitalarios durante el periodo de estudio, las administraciones de ANEO cada 12 horas, los tratamientos continuos (no por ciclos) y las líneas de tratamiento de ANEO superiores a la primera.

P. ¿Cómo actúan en caso de predecir que un paciente no va a ser adherente?

R. Adhan aporta a los médicos información sobre el riesgo de incumplimiento terapéutico antes de la prescripción del ANEO, lo que puede resultar de utilidad a la hora de seleccionar una determinada opción de tratamiento. Cuando el riesgo de falta de adherencia sea superior al 70 por ciento, se comunicará a todos los profesionales a través de la historia clínica, y se seleccionará al paciente para incluirlo en el programa de Atención Farmacéutica integral a pacientes en tratamiento con ANEO. Este programa se realiza por los farmacéuticos del Servicio de Farmacia del hospital. Incluye una entrevista clínica individualizada para cada paciente en la que se revisa con él su tratamiento (cómo tomarlo, ajuste de las tomas a su rutina, precauciones, interacciones, manejo de efectos adversos). En caso necesario, se le ofrecerá la utilización de sistemas para mejorar la adherencia (por ejemplo: sistemas de recordatorios en el teléfono móvil, con alarmas o apps, sistemas personalizados de dosificación) y se le proporcionarán herramientas de contacto y consulta de información accesibles desde su domicilio.

P. ¿Qué objetivos se han marcado en cuanto a mejora de la adherencia?

R. Actualmente, en nuestro hospital, en el 20 por ciento de las visitas de los pacientes al Servicio de Farmacia se detecta alguna falta de adherencia a ANEO. Buscamos disminuir este porcentaje el máximo posible.

P. ¿Por qué el proyecto hace especial énfasis en los tratamientos con antineoplásicos orales?

R. El proyecto Adhan nace como resultado de una tesis doctoral realizada en nuestro hospital en la que se evaluó la adherencia a ANEO y el efecto de los factores contribuyentes sobre ella. Con los datos obtenidos en este estudio se inició el diseño de la herramienta. En la adherencia influyen factores que dependen del propio paciente, de su enfermedad, y de su tratamiento. Adhan actualmente solo es aplicable a este tipo de pacientes y tratamientos, pues es de los que disponemos de datos sobre los que basar las predicciones.

P. ¿Puede extenderse a otros medicamentos?

R. Estamos trabajando en un diseño de Adhan que permita la fácil integración con diferentes historias clínicas electrónicas y programas de prescripción electrónica, para que pueda ser extensible a cualquier hospital, público o privado. En la siguiente fase, se valorará adaptar Adhan para su utilización en pacientes con otras patologías.