Premios Fundamed

El Registro RERFAR-COVID-19 ha analizado un seguimiento a más de 13.500 pacientes y ha revelado un beneficio de los corticosteroides y tocilizumab con una reducción de mortalidad de hasta el 50 por ciento. Este proceso, impulsado por La Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH), ha analizado las características de los pacientes con COVID-19 hospitalizados en España, incluidos los diferentes tratamientos farmacológicos que se han utilizado durante la pandemia.

Los primeros resultados han servido para identificar potenciales tratamientos y pautas cuyos efectos reductores de la mortalidad “deberían ser confirmados en ensayos clínicos diseñados específicamente para ello”, señalan desde la SEFH.

Reducción de mortalidad

Por lo tanto, los resultados que ha arrojado el registro son “coherentes con la información disponible para algunos fármacos empleados en el tratamiento, como el caso de los corticosteroides”, asegura el farmacéutico especialista y coordinador de RERFAR-COVID-19 SEFH, Jesús Sierra. El experto destaca que, además, los datos aportan información “hasta ahora no disponible” como la asociación de tocilizumab a una reducción de mortalidad.

Los datos que revela el seguimiento del registro indican que a fecha del 10 de mayo, 5.386 pacientes habían completado el seguimiento encontrándose una mortalidad global a 28 días del 17,8 por ciento.

El estudio, que ha valorado factores como la edad, la gravedad y las enfermedades asociadas, ha comparado los resultados de los pacientes. En este sentido, algunos factores pronósticos modificables se han asociado a una reducción en la mortalidad a los 28 días.

Se identificaron como factores asociados fuertes tras una semana de hospitalización tanto los corticosteroides como tocilizumad, con una reducción cercana al 50 por ciento. Además, se encontró una asociación protectora más débil con heparina de bajo peso molecular, hidroxicloroquina sola o en combinación con lopinavir/ritonavir y azitromicina.

Desde la SEFH señalan que “estos resultados deben interpretarse en el contexto de la evidencia observacional de la que provienen”. No obstante, la sociedad científica indica que los resultados pueden ser útiles para interpretar los resultados de salud asociados con COVID-19 durante la pandemia en España o para el diseño de nuevos estudios.

El registro, que comenzó el 20 de marzo de 2020, ha incluido un total de 174 hospitales en todo el territorio español y ha contado con el trabajo de más de 1.000 Farmacéuticos Hospitalarios.


También te puede interesar…