Premios BiC
E.C.L. Madrid | viernes, 21 de julio de 2017 h |

El proyecto de control de errores de medicación del Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo, ‘Altomedicamentos’, finalista de los Premios Best in Class (BIC) en la categoría de mejor iniciativa de e-salud (Ver GM nº 632) ha llegado a los hospitales europeos.

Hasta ahora, en España es utilizado por cerca de 52 hospitales, y ha permitido analizar nueve millones de tratamientos desde su puesta en marcha, permitiendo detectar errores y mejorar dichos tratamientos.

A través de la web ‘altomedicamentos.es’, este proyecto, que se ha puesto a disposición de manera gratuita, integra una base de datos con más de 30.000 fármacos que se comercializan en España para evitar problemas en la prescripción, dispensación o administración de medicamentos.

“El concepto, tras el programa ‘Altomedicamentos’, responde a lo que se conoce como cuarta revolución industrial, basada en sistemas operativos más potentes con cientos de miles de datos de control, así como en procesos más inteligentes y eficientes, que llevarán a la integración laboral, en este caso clínica, entre el hombre y la máquina”, según explica el jefe de Servicio de Farmacia del Hospital Nacional de Parapléjicos, David García, creador de este sistema.

En este caso específico, “los sistemas automatizados de apoyo a la validación de tratamientos farmacológicos son mucho más eficientes, optimizan el tiempo del farmacéutico y aumentan la detección de errores u opciones de mejora en la prescripción, aumentando la seguridad y eficacia de la terapia en los hospitales”.

Experiencia en AP

Hace unos meses, el creador del sistema comentaba a esta publicación que están intentando trasladar esta experiencia a primaria, dado que es “muy fácil seguir farmacológicamente a miles de personas con este sistema, de forma que se pueda actuar sobre ancianos, niños o cualquier patologías específicas de pacientes que están en casa”. El futuro pasa por el seguimiento farmacológico de la población por medio de sistemas inteligentes.


Ahorro

El ahorro parece evidente. Los eventos adversos asociados a medicamentos tienen un coste muy elevado. Una buena parte de los ingresos hospitalarios están asociados a la utilización de medicamentos. De esta manera, la correcta utilización de los fármacos supone tanto un ahorro directo como indirecto, por los ingresos y tratamientos asociados a los efectos adversos de los fármacos.

Además, no requiere de una elevada inversión. “Es gratuito para los hospitales que lo emplean. Es muy simple de utilizar, solo requiere unos listados con los tratamientos, la información es anonimizada para salvaguardar la confidencialidad”, indica García.