Premios BiC

Esther Martín del Campo

Madrid

| viernes, 23 de junio de 2017 h |

Dentro del Complejo Hospitalario Universitario de Pontevedra, el servicio de Farmacia Hospitalaria, cuyo responsable es Carlos Crespo, realiza cada año entre 25.000 y 30.000 preparaciones intravenosas. “Estamos haciendo un volumen de preparación de formas estériles de 45.000 preparaciones. 22.000 citotóxicas, 18.000 no citotóxicos, 4.000 nutriciones parenterales de adultos y 200 de pediatría”, explica el responsable. “En formas no estériles hablamos de alrededor de 50.000, de las cuales 6.000 son tópicas, 43.000 orales sólidas y 1.400 orales líquidas”, continúa, para añadir que, además, realizan otra actividad: el acondicionamiento del medicamento en cuanto a etiquetado y reenvasado, en forma de unidosis, que supera la producción de 1.100.000.

Son las grandes cifras de la actividad relacionada con la preparación de fármacos de este servicio del complejo hospitalario gallego, que se canaliza a través de una unidad centralizada de preparación de medicamentos. Una línea de trabajo, según matiza Crespo, que pasa por la apuesta por la preparación de medicamentos “de manera centralizada para evitar el mayor riesgo del personal de enfermería y garantizar las mejoras en la calidad de la preparación”.

Su experiencia es una de las que se han puesto en común en las IV Jornadas de Farmacotecnia y Elaboración de Medicamentos, organizadas por los responsables de este complejo y la Fundación Biomédica Galicia Sur. En la inauguración, Carlos Crespo remarcó que la jornada “tiene como objetivo ir más allá del tratamiento, de manera que pretende presentar la interacción entre gestión y tecnología en este ámbito con la finalidad de conseguir la optimización del proceso de prescripción, preparación y administración de medicamentos, garantizando la eficiencia en la utilización de los recursos farmacoterapéuticos”.

En la misma línea, destaca que se abordaron aspectos concretos en medicamentos pediátricos, criterios de elaboración específicos, los requerimientos de las unidades de preparación de medicamentos en relación con las unidades de medicamentos estériles y peligrosos, etc. Asimismo, Crespo asegura que se ha dado relevancia a todo aquello relacionado con la innovación en la preparación de medicamentos, y se han presentado otras experiencias concretas en relación con productos sanitarios que se utilizan para la preparación de medicamentos: una iniciativa en el Hospital Doctor Pesset y otra en la Clínica Universidad de Navarra en relación con la puesta en valor de las unidades especializadas en la elaboración de intravenosos.

“Estamos viendo que cada vez más y es algo que recoge la ley de garantías y uso racional del medicamento, es necesario que los servicios de farmacia tengan unidades disponibles y requerimientos concretos para la preparación de medicamentos con calidad”, apunta. Crespo recuerda que recientemente se ha publicado una guía de buenas prácticas sobre este tema, con el fin de que la preparación tanto en los servicios de farmacia como en las unidades de enfermería se lleve a cabo siguiendo unos criterios y que se garantice la calidad de los medicamentos que se elaboran .

De igual modo, recuerda que el Grupo de Farmacotecnia de la SEFH y el servicio de Farmacia Hospitalaria de Pontevedra lideran una línea de investigación en relación con las enfermedades raras o ultrararas. La potencia de esta línea, resume, es la puesta en valor y en común de los conocimientos de cada uno de los servicios, que se pueda compartir como una farmacopea común. De este modo, los servicios que inicien una actividad no tienen que hacer el esfuerzo de planificación y gestión de la información para desarrollar un medicamento nuevo, subraya.

Por su parte, el presidente de la SEFH, Miguel Ángel Calleja, aprovechó la reunión para hacer balance del apoyo de esta sociedad científica a la innovación y la personalización de los medicamentos. Según sus palabras, desde la SEFH se ha hecho una clara apuesta por la farmacotecnia “como instrumento para mejorar los resultados en salud”.

En la misma línea, recordó que la SEFH está financiando dos proyectos. Uno de ellos sobre ‘estabilidad fisicoquímica y microbiológica de dos formulaciones orales pediátricas de isoniazida y etambutol para el tratamiento en primera línea de la tuberculosis’, y el segundo para ampliación y actualización del formulario de la sociedad científica.


El Complejo Hospitalario de Pontevedra realiza cada año entre 25 y 30.000 preparaciones intravenosas



Para evitar riesgos y garantizar la calidad, este centro apuesta por la preparación centralizada en una unidad