Premios Fundamed
#COMPAÑÍAS

br

| viernes, 06 de julio de 2018 h |

No es nuevo el debate sobre cómo se pueden manejar todos los datos que llevamos años generando en el ámbito sanitario, a raíz de la implementación de las tecnologías de la Información y las Comunicaciones.

La digitalización de los datos médicos junto con la disponibilidad de fuentes de información en tiempo real abre un abanico amplio de posibilidades para la investigación clínica, lo que supone un cambio de paradigma en la evaluación de los medicamentos en la vida real.

En Janssen somos firmes creyentes de las posibilidades y los beneficios que todo ello puede traer para los pacientes y para el Sistema Nacional de Salud y por ello, como pilar estratégico creamos un área específica de Real World Evidence cuyo objetivo es impulsar la investigación de resultados en salud en este escenario de bases de datos de gran tamaño y heterogeneidad que está en camino de alcanzar dimensiones de big data en su totalidad.

Por ello innovamos y estamos apostando por metodologías que van más allá de las técnicas clásicas de bases de datos relacionales con el objetivo de contribuir al avance de la investigación clínica de la mano de la inteligencia artificial.

En esta línea fomentamos iniciativas locales que están ahora mismo en desarrollo y participamos como parte de EFPIA en proyectos del programa IMI Big Data For Better Outcomes.

En concreto, colaboramos en Harmony, que tiene como misión optimizar los tratamientos para pacientes afectados por cánceres de la sangre y que ya ha lanzado una plataforma tecnológica para centralizar de manera segura sus datos, recogidos de una extensa red de hospitales europeos para su futuro uso en proyectos de investigación.

Asimismo, también formamos parte de la iniciativa EMIF-AD, que ha establecido una plataforma que posibilita la investigación a gran escala en biomarcadores y factores de riesgo de enfermedades neurodegenerativas.

Creemos que todo ello posibilitará por un lado un conocimiento más eficiente de las patologías, y del resultado de las terapias innovadoras en la vida real.

Todo ello nos permitirá afinar más dónde es eficaz cada tratamiento y, por tanto, seguir avanzando más rápidamente hacia la medicina personalizada, lo que redundará en una optimización de los recursos sanitarios y contribuirá a una atención sanitaria más centrada en el paciente.


“Innovamos y apostamos por metodologías que van más allá de las técnicas clásicas”