Premios BiC
#PIPELINEESMO

br

GM Madrid | viernes, 02 de noviembre de 2018 h |

Takeda ha presentado nuevos datos de eficacia intracraneal correspondientes al ensayo clínico de Fase III ALTA 1-L en el que se demuestra que brigatinib (Alunbrig) mejora la supervivencia libre de progresión (SLP) intracraneal y la tasa de respuesta objetiva (TRO) intracraneal frente al estándar de tratamiento actual, crizotinib (Xalkori), en pacientes con cáncer de pulmón no microcítico (CPNM) localmente avanzado o metastásico con reordenamiento del gen ALK (quinasa de linfoma anaplásico – por sus siglas en inglés) que no han recibido previamente un inhibidor del ALK.

Los resultados, presentados durante una sesión de pósteres en ESMO, muestran una reducción del 73 por ciento del riesgo de progresión a nivel cerebral o muerte en pacientes con metástasis cerebrales en tratamiento con brigatinib, frente a pacientes en tratamiento con crizotinib.

Asimismo, los resultados del ensayo clínico ALTA-1L muestran que el tratamiento con brigatinib también mejora la tasa de respuesta objetiva (TRO) a nivel intracraneal en comparación con crizotinib. En los pacientes con metástasis cerebrales medibles de inicio, el 78 por ciento de los mismos tratados con brigatinib presentaron una respuesta objetiva confirmada a nivel intracraneal, frente al 29 por ciento de los pacientes del brazo de crizotinib.

En los pacientes con metástasis cerebrales no medibles de inicio, el 67 por ciento de los pacientes del grupo de brigatinib presentaron una respuesta objetiva confirmada a nivel intracraneal, frente al 17 por ciento de los pacientes del grupo de crizotinib.

Además, brigatinib retrasó significativamente la aparición de metástasis cerebrales (sin progresión previa a nivel sistémico), así como la progresión a nivel sistémico (sin progresión previa a nivel cerebral), en comparación con crizotinib. Las características basales de los pacientes incluidos tales como: el porcentaje de pacientes con metástasis cerebrales de inicio, el número medio de metástasis cerebrales y el porcentaje de pacientes que habían recibido previamente radioterapia, incluido el tipo de radioterapia, eran muy similares en ambos grupos de tratamiento.

“El CPNM ALK+ a menudo se disemina al cerebro, por lo que es importante disponer de opciones terapéuticas que sean claramente eficaces tanto a nivel cerebral como a nivel sistémico. El ensayo demuestra que el tratamiento con brigatinib retrasa significativamente la progresión de la enfermedad en el cerebro” declaró Sanjay Popat, del Hospital Royal Marsden.


Los resultados muestran una reducción del 73 por ciento del riesgo de progresión a nivel cerebral