Premios BiC
HEMATOLOGÍA Y HEMOTERAPIA

br

e.m.C Madrid | jueves, 31 de octubre de 2019 h |

Es el cuarto año que el servicio de Hematología de la Fundación Jiménez Díaz recibe un Premio BiC. Su recorrido en estos galardones también incluye haber quedado cinco veces más entre los finalistas. Sin embargo, y a pesar de lo recurrente, Pilar Llamas, la jefe del Servicio, mantiene vivo el mismo entusiasmo que la primera vez. “Es un servicio que crece en ilusión y conocimiento al ritmo vertiginoso de la ciencia”, explica.

La responsable asegura que, una vez más, este Premio BiC les llena de satisfacción. “A veces no es fácil mantener la ilusión, en ocasiones el ritmo de trabajo es vertiginoso, y la introducción de los avances tecnológicos en la Medicina nos genera incertidumbre. De pronto, recibes la noticia de que, un año más, hemos recibido este galardón, te inundas de alegría, y sientes la necesidad de llamar a todo el equipo y compartirlo con ellos. Todos quedan emocionados, yo orgullosa de lo que hemos construido juntos”, explica la especialista, que hace hincapié en que todos salen fortalecidos, con ganas de seguir luchando y dar lo mejor de ellos mismos a los pacientes.

El afán de superación de este servicio les ha guiado a mejorar de forma continuada la calidad científica, académica y asistencial. “Ello se refleja en las certificaciones de calidad obtenidas en los últimos años (CAT, JACIE, ISO 9001:2015, EFQM), que son la mejor forma de garantizar la calidad de forma sostenida y la excelencia en el trato a los pacientes”, expone.

En el último año, además, han trabajado en la renovación de las certificaciones CAT y JACIE, y han pasado ya la auditoria para obtener la acreditación ASCO-QOPY de la Unidad de Linfomas.

Llamas reconoce que hay muchas cosas por las pueden sentirse satisfechos. “La especialidad de Hematología y Hemoterapia es muy interesante, abarca diferentes áreas, en las cuales estamos introduciendo innovaciones continuas. Desde áreas superespecializadas como la Unidad de Terapias Avanzadas, de Trasplante Hematopoyético y las unidades monográficas de linfoma, mieloma amiloidosis, patología mieloide, Hematogeriatría y terapia antitrombótica; hasta la Hematología general, en la que tenemos puntos en común con otros servicios hospitalarios y con atención primaria”, subraya.

Todo ello, teniendo como base el servicio de transfusión, y el diagnóstico integrado que realizan en los laboratorios especializados de coagulación, citología medular y sangre periférica, biología molecular, citogenética hematológica e inmunofenotipaje.

Asimismo, la responsable subraya el trabajo de la Unidad Preclínica Traslacional en Hematología Experimental (del Instituto de Investigación Sanitaria de la Fundación Jiménez Díaz, IIS-FJD), en la que trabajan en un proyecto preclínico de células inmunes efectoras (CAR-T), así como en la caracterización de las neoplasias mieloides, microambiente y respuesta a fármacos, y cardiotoxicidad.

También en la Unidad de Ensayos Clínicos Fase II y III, y la Unidad específica para Fase I trabajan continuamente para ofrecer a los pacientes nuevos tratamientos innovadores.

Como resultado de todo ello, Llamas explica que hacen programas formativos como el “Preceptorship en patología linfoide”, con dos años de experiencia, y el “Preceptorship en Hematogeriatría”.

El equipo de Hematología y Hemoterapia está integrado por 19 facultativos -17 hematólogos y dos biólogos-, además de nuestros ocho residentes. Cada uno tiene un cometido concreto en las unidades previamente comentadas. Además, en el Laboratorio de Investigación cuentan con dos becarias post-doctorales y una TEL, dos monitoras de ensayos clínicos y un hematólogo dedicado a los ensayos fase I. “Por supuesto, todos estamos en el mismo barco y remando hacia la misma dirección, por ello avanzamos”, subraya.

Llamas puede presumir de que trabajan como un auténtico equipo en mejorar la salud y el bienestar de sus pacientes, que son el foco de su trabajo, el motor que les mueve a buscar la excelencia cada día, tanto a nivel científico como humano. “Si bien cada vez la tecnología nos toca, y ayuda, más de lleno, intentamos que nos influya lo menos posible en un aspecto básico: la humanización en el trato del paciente”, acota.

La actividad es incesante. La responsable explica que desde mayo trabajan en evaluar los resultados en salud y en experiencia de paciente a través la percepción de su salud durante su proceso clínico (PROMs), y de lo que realmente importa a los pacientes: sus emociones, y la vivencia de la experiencia en su proceso de salud (PREMs).”Inicialmente estamos diseñando esta metodología para su aplicación en pacientes con linfoma, leucemia linfática crónica y mieloma. Este proyecto está siendo posible gracias a la colaboración de los pacientes, con apoyo de la tecnología que nos permite la comunicación con ellos a través del Portal del Paciente, nuestra aplicación de desarrollo propio, y tras la definición de trayectorias asistenciales”, asegura.

Otro dato importante es que desde el Servicio de Hematología, y siguiendo la línea estratégica del hospital, trabajan para poder ofrecer al paciente servicios de atención no presencial a través del Portal del Paciente siempre que, por su patología o situación no sea necesario que venga a consulta. “El paciente se siente atendido por su hematólogo en su domicilio”, sentencia.

Además, desde hace varios años, han puesto en marcha el seguimiento del tratamiento con antagonistas de la vitamina K (Sintrom) mediante telecontrol. En su Escuela de Pacientes enseñan al paciente a hacerse una punción capilar en el dedo, y a enviarles el resultado del INR a través del Portal del Paciente. “Cuando el hematólogo lo ve, confirma si el paciente ha puesto alguna observación, y le devuelve por la misma vía la pauta de tratamiento anticoagulante”, explica.

Para finalizar, Llamas recuerda su intención de seguir trabajando en ofrecer al paciente talleres formativos sobre las diferentes patologías, con ayuda de personal de enfermería especializado.

Finalistas

– Hospital General de Villalba

– Hospital Universitario
12 de Octubre

– Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín

– Hospital Universitario Marqués de Valdecilla