Por tercer año consecutivo, el Servicio de Neurología del Complexo Hospitalario Universitario de Santiago de Compostela (CHUS) consigue un premio BiC. Por ello, se le ha otorgado la distinción de cinco estrellas. Para José María Prieto, jefe de servicio, es un “gran honor” y un motivo de “satisfacción” el reconocimiento de su trabajo. Un trabajo que es “fruto de más de 40 años que tiene el servicio, con una actividad docente e investigadora muy importante y puntera”.

José María Prieto, jefe del Servicio de Neurología del Complexo Hospitalario Universitario de Santiago de Compostela.

Julio García Comesaña, consejero de Sanidad de Galicia, junto a Jesús Porta, vicepresidente de la Sociedad Española de Neurología (SEN), han entregado el premio al jefe de servicio.

Tal y como señala Prieto, el reto es mantener el nivel: “Llegar no es tan complicado, pero mantenerse sí lo es”. En este sentido, se considera un privilegiado, porque su equipo no solo está integrado por personas de prestigio reconocido a nivel nacional e internacional, sino que “además son jóvenes, con ganas de hacer cosas, y es importante apostar por la gente joven”, agrega.

Docencia, investigación y calidad asistencial

El Servicio de Neurología del CHUS siempre se ha caracterizado por su vertiente docente –no solo en la facultad de Medicina, sino también con los residentes– e investigadora –todos los miembros del servicio son doctores en Medicina y colaboran con otros centros e institutos–, lo que, para Prieto, son dos de los aspectos más destacables de la unidad.

El tercer punto fuerte del servicio es la calidad asistencial. “Somos un servicio con seis centros de referencia nacional desde hace muchos años: de esclerosis múltiple, de cirugía de Parkinson, de cirugía de trastornos del movimiento, de cirugía de epilepsia refractaria, de neuromuscular y de demencias”, enumera Prieto.

Asimismo, el jefe de la unidad destaca que, desde hace más de un año, realizan cirugía por ultrasonidos: “Somos el único hospital público de España con esa tecnología”, apunta.

Una futura unidad de sueño

Como actividades futuras, Prieto tiene varias en mente. “Proyectos tenemos muchos; conseguirlos es un poco más complicado”, indica. Hay dos de ellos bastante “consolidados” y cerca de tener una “autonomía en cuanto a la docencia de pruebas propias de las enfermedades neurológicas”.

Para potenciar esa cualidad docente intrínseca al servicio, empezará con la formación de los neurólogos y neurocirujanos, aparte de los radiólogos, en las técnicas de electromiografía del ictus, en las enfermedades cardiovasculares, etc.

Y, finalmente, un proyecto que es un “empeño personal” de Prieto y que todavía no ha podido sacar adelante en las condiciones que le gustaría, es la creación de una unidad de sueño donde las enfermedades neurológicas tengan un papel fundamental. Y es que, expone Prieto, “casi el 80 por ciento de la patología del sueño tiene algún tipo de problema neurológico”.

Equipo del Servicio de Neurología del Complexo Hospitalario Universitario de Santiago de Compostela.

Revive la gala de los Premios BiC 2022