Premios BiC 2020
J. V. Madrid | martes, 15 de noviembre de 2016 h |

En 2020, se diagnosticarán 246.713 nuevos casos de cáncer en nuestro país, según pone de manifiesto el informe ‘Las cifras de Cáncer en España 2016’, llevado a cabo por la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM). Un dato que, si se divide entre hombres y mujeres, muestra que los varones serán los más afectados (148.998 versus 91.715).

Este documento, que recoge los últimos datos de incidencia, mortalidad, supervivencia y prevalencia del cáncer en España, muestra que en 2012 los tumores más frecuentemente diagnosticados en la población en general fueron cáncer de colon (32.240 casos nuevos), cáncer de próstata (27.853), pulmón (26.715), mama (25.215) y vejiga (13.789).

Si nos centramos por sexos, los cánceres que afectan más a los hombres fueron el cáncer de próstata (27.853), de pulmón (21.780), de colon (19.261), de vejiga (11.584) y el gástrico (4.866). Por otro lado, los más diagnosticados en las mujeres fueron el de mama (25.215), colon (12.979), útero (5.121), pulmón (4.935) y ovario (3.236).

Esta panorámica vuelve a poner sobre la mesa que el cáncer es la segunda causa de muerte después de las enfermedades del aparato circulatorio y, desde el año 2000, es la primera en los hombres. Así se asegura desde la Red Española de Registros de Cáncer (Redecan) —el órgano cooperativo de los registros de cáncer de base poblacional de Albacete, Asturias, Canarias, Comunidad Valenciana, Cuenca, Ciudad Real, Gerona, Granada, La Rioja, Mallorca, Murcia, Navarra, País Vasco y Tarragona y del multihospitalario Registro Español de Tumores Infantiles (RNTI-Sehop)—.

¿Por qué este premio?

Ante esta situación, la elaboración de estrategias específicas en oncología en todas las comunidades autónomas se ha convertido en una prioridad en el Sistema Nacional de Salud (SNS).

Por ello, los Premios Best in Class (BIC) han querido reconocer los esfuerzos que han realizado las diferentes comunidades autónomas (CC.AA.) en este ámbito.

Para poder otorgar este galardón, la evaluación se ha centrado en diferentes criterios. Se ha valorado la trayectoria de las CC.AA. a la hora de llevar a cabo acciones para tratar de reducir el impacto que esta patología ocasiona no solo en la salud de las personas, sino también en el SNS.

Asimismo, se ha observado qué avances se han producido respecto a la edición y desarrollo de planes oncológicos, que permitiesen definir la estrategia de cada comunidad. Después de este paso, se ha evaluado hasta qué punto y de qué manera se han implantado estos planes y si se han alcanzado los objetivos marcados. Aparte, se ha tenido en cuenta el papel de la investigación, el desarrollo, la innovación y los procesos asistenciales integrados.

Este premio pretende ser una motivación para que todas las regiones implanten nuevas medidas y estrategias en este terreno y un impulso para la actualización de sus planes oncológicos.

El SAS

La Consejería de Sanidad de la Junta de Andalucía fue la entidad que consiguió esta distinción debido a que, entre varios motivos, la oncología es una de sus prioridades desde su creación hace tres décadas.

En los últimos 10 años, ha destinado alrededor de cien millones de euros en alta tecnología para combatir esta enfermedad. Gracias a que muchos de los hospitales del SAS cuentan con herramientas de última generación, es posible atender a los pacientes oncológicos de una manera más precisa y eficaz, además de facilitar el diagnóstico y el tratamiento.

En concreto, cuenta con un Plan Estratégico de Investigación, Desarrollo e Innovación en Salud, cuyo objetivo es la puesta en marcha de un sistema de investigación en red. Dentro de su estrategia, se pone en valor el portal ONCOnocimiento, avalado por el Plan Integral de Oncología de Andalucía (PIOA), cuya finalidad es difundir el conocimiento sobre el cáncer entre la población y los profesionales sanitarios.

Con su desarrollo, se pretende conseguir una atención sanitaria centrada en las personas afectadas, para lo cual se plantea que los dispositivos sanitarios hagan un esfuerzo de coordinación en sus actividades, mediante la cooperación y el trabajo compartido.

En este sentido, tal y como se expresa en la página web del SAS, también se intenta ofrecer una atención que sea equitativa en cuanto al acceso de toda la ciudadanía a las mejores opciones de tratamiento y en cuanto a los resultados que se les puedan proporcionar para su mejoría o curación.

Entre las prioridades de actuación planteadas en este Plan se encuentra el avanzar en la prevención del cáncer, especialmente a través del impulso de estrategias de promoción de estilos de vida saludable, en coordinación con el resto de Planes Integrales de Salud de Andalucía o la regulación y puesta en marcha de los programas de cribados.