Juan Turnes Vázquez, jefe del servicio de Digestivo del CHUP

El equipo de Juan Turnes Vázquez, jefe del servicio de Digestivo del Complejo Hospitalario Universitario de Pontevedra (CHUP), lleva años volcado en crear “una unidad que responda a las necesidades de la población para tratar la Hepatitis C”. Ese compromiso los ha llevado a ganar el Premio Best In Class a la mejor unidad de Hepatitis C. Galardón que Julio Garcia Comesaña, consejero de Sanidad gallego, y Lucía Losada, de Gilead entregaron a Juan Turnes y su equipo durante la gala.

Turnes se siente orgulloso después de conseguir este galardón por segundo año consecutivo. “Es una ilusión un poco mayor que la del año pasado, porque con el impacto de la pandemia teníamos la cabeza en otras cosas”, reconoce.

Objetivo: acabar con la Hepatitis

El consejero de Sanidad gallego, Julio García Comesaña, entrega el premio a Juan Turnes

Afortunadamente, la emergencia sanitaria va mejorando y el CHUP ha atendido, tratado y curado a los pacientes diagnosticados. “La tasa de curación ha sido superior al 98%; el mismo ritmo que antes de la pandemia”, destaca Turnes. De hecho, durante los meses más duros, este Servicio fue capaz desarrollar algunos proyectos que tenían en marcha para la eliminación de la Hepatitis C en su área sanitaria.

Uno de los más exitosos fue la “búsqueda de pacientes perdidos”. Son pacientes que en algún momento fueron diagnosticados de Hepatitis, pero perdieron el contacto con sus médicos en los últimos 12 años. Para encontrarlos, utilizaron un algoritmo de IA con el que ya llevaban trabajando un año paro otro propósito. “Aprovechamos ese momento más duro de la pandemia para identificarlos, contactar con ellos, iniciar el tratamiento y curarlos”, resume.

El reto del diagnóstico

Precisamente, el mayor desafío al que se enfrenta el Servicio es el diagnóstico de nuevos pacientes. “El sistema sanitario se focalizó en gran medida en atender la pandemia y los programas de diagnóstico de nuevos pacientes en todo el mundo se han visto limitados”, señala.

Pero al CHUP, la pandemia les ha afectado menos porque ya habían trabajado en ello entre los años 2018 y 2019. “Eso hace que nuestra área sanitaria tenga menos pacientes con Hepatitis C sin identificar”, apunta Turnes.

De este modo, el próximo mes de enero pondrán en marcha un proyecto para intentar terminar de identificar a los pocos pacientes que aún quedan sin diagnosticar.

Unidad de Digestivo del Complejo Hospitalario Universitario de Pontevedra (CHUP)

REVIVE AQUÍ LA GALA DE LOS BIC 2021