El Complejo Hospitalario Universitario A Coruña (CHUAC) se ha hecho, por segundo año consecutivo, con el galardón de mejor unidad en atención al paciente de dolor en los Premios BiC 2022, lo que supone el reconocimiento de que el equipo continúa avanzando en el tratamiento del dolor.

Y es que el servicio de excelencia que coordina Aurora de la Iglesia, maneja casos complejos con una importante actividad de trasplantes, actividad quirúrgica y reanimación.

Aurora de la Iglesia, Responsable de la Unidad del Dolor del CHUAC.

Además, se coordina con atención primaria a través de protocolos asistenciales integrados y disponen de una vía de atención directa con oncología, traumatología y neurocirugía para casos que requieran consulta más preferente.

En un contexto de normalización asistencial tras superar la fase más dura de la COVID-19, Aurora de la Iglesia López, ha explicado que en este último año se ha empezado a normalizar el trabajo tanto en consultas como en quirófano, aprovechando además las oportunidades que ha proporcionado el cambio de enfoque debido a la pandemia: se han implementado consultas telemáticas, se ha reforzado la e-consulta y los enlaces con atención primaria y con otras especialidades hospitalarias y se han elaborado nuevos protocolos y vías de actuación para mejorar la atención al paciente con dolor.

Entre los últimos avances en calidad en atención al paciente con dolor, el Complejo Hospitalario Universitario A Coruña ha avanzado en la gestión de las esperas tanto en consultas como en quirófano y se ha reforzado la unidad, tanto en recursos humanos como organizativos, incrementando el número de facultativos y de personal de enfermería, lo que ha permitido introducir nuevas técnicas y mejorar los resultados en salud de nuestros pacientes.

Unidad del Dolor del CHUAC.

Abordaje multidisciplinar del dolor

Para el correcto abordaje y manejo del paciente con dolor crónico, De la Iglesia destaca que, debe ser multidisciplinar. Así, resalta que el cometido del equipo debe ser en primer lugar aliviar el dolor, “pero esto solo es el primer paso para conseguir la recuperación del paciente, no solo a nivel funcional sino también a nivel social, familiar y laboral”.

En este abordaje del dolor no se puede olvidar la parte emocional del paciente ya que, según apunta la coordinadora de la unidad de dolor del CHUAC, es importante para que el alivio sea completo y duradero. Para ello, en la unidad cuentan en el equipo con un psicólogo experto en el tratamiento de la parte emocional del dolor.

Con miras al futuro, de la Iglesia confiesa que implementar la consulta telemática de seguimiento de pacientes e introducir nuevas técnicas que les mantenga a la vanguardia de las posibilidades terapéuticas son algunos de sus retos. Asimismo, pretenden seguir mejorando la relación con otros servicios del hospital colaborando en comités y comisiones multidisciplinares.

“El servicio afronta el futuro con mucha ilusión y ganas de seguir trabajando y superándonos”

Aurora de la Iglesia, Responsable de la Unidad del Dolor del CHUAC.

Revive la gala de los premios BiC 2022