“Trabajamos en la equidad en salud”, por Cristina Nadal

Por Cristina Nadal, directora ejecutiva de Policy MSD en España

182

La salud y la enfermedad son el resultado de la interacción de diversos factores y de la influencia que sobre ellas ejerce la posición que cada persona ocupa en la estructura social y los distintos recursos a los que tiene acceso. Ambas están condicionadas por nuestra situación socioeconómica, nivel de educación, lugar de residencia y vivienda, situación y entorno laboral, red de relaciones sociales y familiares, así como por la accesibilidad que tenemos a los servicios sanitarios. De este modo, si bien es cierto que los resultados en salud dependen en un 27 por ciento de factores biológicos y genéticos, también lo hacen en un 11 por ciento del sistema sanitario; en un 19 por ciento de las condiciones medioambientales; y en un 43 por ciento de los estilos de vida.

Llamamos determinantes sociales en salud (DSS) a todos aquellos aspectos que condicionan la existencia de desigualdades que impactan en la salud y en la esperanza de vida de las personas. Estos factores existen en todos los países, y la situación de España no es muy distinta de la del resto de Europa. En nuestro caso, aunque la existencia de un sistema público de salud garantiza el derecho a acceder a asistencia médica, persisten desigualdades. Así, son particularmente significativas las diferencias entre territorios de distintas comunidades autónomas y también entre los ámbitos urbanos y rurales.

“Estamos comprometidos en profundizar nuestra colaboración con administraciones e instituciones públicas y privadas para asegurar el acceso a la salud en condiciones de equidad en Europa y en España”

Uno de los determinantes sociales de mayor peso en España es la situación socioeconómica que, a su vez, se relaciona muy estrechamente con otros factores, como un menor acceso a la educación, una ocupación laboral más baja o menores ingresos. Así, se recoge en el documento ‘Por una salud no determinada. Una Hoja de Ruta hacia la equidad en salud’, que presentamos en el Congreso de los Diputados el pasado mes de junio, MSD y la Fundación Gaspar Casal.

En Salud, debemos aspirar a la equidad en resultados. Por eso, en MSD creemos que es importante visibilizar la realidad de los DSS y lanzar el mensaje de que las desigualdades en salud son evitables, o por lo menos mitigables, si colaboramos entre todos y trabajamos juntos por alcanzar una salud no determinada. Para ello, es necesario actuar ya mediante políticas efectivas que tengan como meta prevenir la enfermedad, así como proteger y preservar la salud. Asimismo, es fundamental invertir en herramientas estadísticas y financiar estudios poblacionales que permitan aumentar y mejorar el registro de datos y actualizar las evidencias observadas. Por último, destacaría la necesidad de un abordaje multisectorial que contribuya a poner en marcha programas de formación y concienciación ciudadana. En este sentido, en los próximos años va a resultar crucial la colaboración con las administraciones públicas y las asociaciones de pacientes.

La equidad en salud es una línea en la que, como Compañía, llevamos muchos años trabajando.

En España, trabajamos para analizar cómo impactan estos determinantes en la salud, con especial foco en el caso del cáncer. En MSD en España, además, estamos comprometidos para profundizar nuestra colaboración con administraciones e instituciones públicas y privadas para asegurar el acceso a la salud en condiciones de equidad en Europa y en España.

Referencias

1.           https://observatorio.contraelcancer.es/informes/impacto-del-cancer-en-espana-una-aproximacion-a-la-inequidad-y-los-determinantes-sociales

2.           Libro de la Salud del Hospital Clinic de Barcelona y la Fundación BBVA, dirigido por Dr. Juan Rodés, Dr. Josep María Piqué y Dr. Antonio Trilla: https://www.fbbva.es/wp-content/uploads/2017/05/dat/DE_2007_salud_clinic_barcelona.pdf  (Consultado: 16 de noviembre de 2022)

3.           ‘Por una salud no determinada. Una Hoja de Ruta hacia la equidad en salud’, elaborado por la Fundación Gaspar Casal con el respaldo de la compañía biomédica MSD.