Por Ana Argelich, presidenta y directora general de MSD en España.

En MSD, miramos al futuro con optimismo, con ilusión y con confianza. Creemos que lo mejor siempre está por llegar y que estaremos dispuestos a hacer frente a cualquier desafío que se nos presente. En MSD somos un equipo con capacidad de resiliencia, con capacidad de adaptación, talento y gran motivación.

Estamos totalmente comprometidos con la sociedad y la salud de las personas. Y por ello, y tras estos tiempos de pandemia, creemos más que nunca que es básico reforzar dos pilares: la apuesta por la inversión en innovación y el compromiso con los criterios ESG (Environment, Social and Governance). En general, con un enfoque One Health y el apoyo a la diversidad e inclusión como ejes prioritarios.

En los últimos meses hemos aprendido la importancia y necesidad que tiene la I+D en nuestro país; porque es sinónimo de inversión, crecimiento y bienestar para la población. Esta pandemia ha cambiado nuestra forma de entender la salud y ha puesto sobre la mesa que solo podemos avanzar, gracias a la ciencia, la investigación y la cooperación. Pero no solo ante las posibles futuras pandemias, también para dar respuesta a los diferentes desafíos en salud que se puedan presentar, como las resistencias antimicrobianas, las enfermedades crónicas como el cáncer, el HIV o la diabetes, en las que debemos seguir manteniendo todos nuestros esfuerzos. Además, en MSD, entendemos que la innovación es la base para el avance y el crecimiento. Así en 2020, destinamos 13.600 millones de dólares a proyectos de I+D a nivel global.

En MSD, también estamos comprometidos con el entorno en el que operamos y ejercemos nuestra actividad empresarial. Un compromiso que abarca todos los criterios ESG.

“Tenemos un compromiso con la ‘One Health’; no podemos tener una buena salud humana sin tener una buena salud animal y del medio ambiente”

La pandemia no ha hecho más que reforzar nuestro enfoque de una única salud o One Health; es decir, entender que la salud, en general, consiste en una interconexión entre la salud de las personas, de los animales y del planeta que compartimos. Un enfoque colaborativo, multisectorial y multidisciplinario, que trabaja a nivel local, regional, nacional y mundial, con el objetivo de lograr resultados de salud óptimos y con el que nuestra compañía tiene un compromiso firme. No podemos aspirar a tener una buena salud humana, sin tener una buena salud animal ni medioambiental.

En MSD tenemos objetivos ambiciosos respecto a la protección del medioambiente: queremos alcanzar la neutralidad de las emisiones de carbono relacionadas con los combustibles fósiles y la electricidad de todas nuestras operaciones para el año 2025. Precisamente, en 2021 firmamos tres nuevas compras de energía virtual que permitirán abordar aproximadamente el 35 por ciento de las emisiones procedentes de la electricidad. Además, pretendemos usar electricidad que provenga el 100% de energías renovables para 2040 y reducir las emisiones de efecto invernadero en un 46 por ciento para 2030. Además, nuestra compañía defiende y se basa en los más altos estándares de ética y transparencia y fomenta la cultura de la colaboración y cooperación.

Asimismo, nos caracterizamos por promover la diversidad y la inclusión en nuestro entorno, convencidos de que es una fuente de riqueza. Apostamos por una presencia destacada de la mujer en puestos directivos, lo que nos convierte en un sector de referencia y de estímulo para contribuir a eliminar la brecha de género en puestos directivos y en la apuesta por el liderazgo femenino en el entorno empresarial.

Como empresa y, con nuestras acciones del día a día tratamos de reforzar estos pilares; estamos convencidos de que, con ello, todos juntos, podremos contribuir en el mayor crecimiento y mejor desarrollo de nuestro país y de nuestra sociedad. Juntos es posible y es así como MSD ha iniciado este año 2022.


También te puede interesar…