GM Madrid | viernes, 23 de septiembre de 2016 h |

Los resultados de un estudio con células madre mesenquimales (CMM) llevado a cabo en el Hospital Puerta de Hierro-Majadahonda de Madrid en pacientes con lesión medular completa y crónica muestran que más del 50 por ciento de estos han recuperado la función motora. El director de este ensayo clínico de terapia celular personalizada ha sido el neurocirujano Jesús Vaquero.

En concreto, la intervención consiste en implantar células madre mesenquimales, que son las que pueden dar origen a diferentes tipos de tejido del propio paciente, en el lugar exacto de la lesión medular.

Esta técnica es personalizada para cada paciente, ya que se realiza de acuerdo a las características en neuroimagen de cada lesión. Asimismo, se ha llevado a cabo en las instalaciones del Hospital Puerta de Hierro.

Como explican los expertos que han participado en el trabajo, los resultados obtenidos tras este primer ensayo iniciado en julio de 2013, publicado en la revista científica Cytotherapy, y en el que han participado 12 pacientes, “son esperanzadores”.

Mejoría en la sensibilidad

Así, se ha registrado una mejoría de la sensibilidad y de la rigidez muscular en todos los casos, mejoría en el control de esfínteres en más del 80 por ciento de los pacientes, mejoría de la función sexual y dolor neuropático y una recuperación de función motora en más del 50 por ciento de los pacientes.

Este ensayo clínico es el resultado de más de 20 años de trabajos de investigación, en los que se ha contado con el apoyo de diversas entidades como son la Fundación Mapfre y la Fundación Rafael del Pino, que han mantenido un soporte económico fundamental para el desarrollo de esta línea de investigación.

Reto en medicina

La lesión medular traumática representa uno de los mayores problemas médicos y sociales, sin que existan por el momento terapias efectivas capaces de restablecer las secuelas neurológicas que se originan como consecuencia del mismo. A pesar de las dificultades para avanzar en la investigación de las lesiones medulares, la terapia con células madre parece ser una de las vías más prometedoras.

En España se estima que la paraplejia traumática, con una prevalencia en torno a los 50.000 pacientes, muestra una incidencia creciente, que oscila entre los 800 y 1.000 nuevos casos registrados cada año.