Premios BiC 2020
GM Madrid | viernes, 22 de diciembre de 2017 h |

Tras las grandes comidas de Navidad, son muchos quienes se plantean empezar el año de la manera más saludable. Durante las fiestas, se produce un cambio de hábitos que puede afectar a la salud cardiovascular, especialmente en personas con riesgo cardiovascular alto.

Por esta razón, la compañía Boehringer Ingelheim, bajo su compromiso por mejorar la calidad de vida de los pacientes, promueve el cuidado de la salud cardiovascular como prevención del ictus con cinco propósitos cardiosaludables para el Año Nuevo.

Uno de ellos es dejar de fumar, en la medida que el tabaco es el enemigo número uno de la enfermedad cardiovascular. Tres años después de haber dejado el hábito tabáquico, el riesgo de sufrir un ictus para un exfumador es el mismo que para aquel que no ha fumado nunca

Un segundo propósito es cambiar los hábitos sedentarios. Para mejorar la salud y prevenir la enfermedad cardiovascular es importante mantenerse activo. Sin embargo, ello no pasa solo por hacer ejercicio intenso, si el resto del tiempo tenemos una vida sedentaria. Recuerdan que debemos incorporar la actividad física a nuestro día a día para movernos más. En definitiva, modificar los hábitos de vida, escogiendo opciones más activas.

El tercer objetivo es realizar 30 minutos de ejercicio al día. Además de la actividad que incorporamos a los quehaceres diarios, es importante dedicar 30 minutos al día a hacer ejercicio, como recomienda la OMS.

Seguir una dieta cardiosaludable es el cuarto propósito, una de las claves en la prevención de las enfermedades cardiovasculares. La dieta mediterránea es el mejor ejemplo. Llevar una alimentación adecuada también favorece el buen estado anímico, ayudando a tener motivación para cumplir con los propósitos.

Por último, abogan por controlar el estrés, un factor desencadenante en personas con riesgo cardiovascular.