Investigadores de la Universidad de Granada (UGR) y del Hospital Universitario Clínico San Cecilio se encuentran inmersos en el proyectoEXTREME”. El equipo multidisciplinar al frente de la investigación, se ha marcado como objetivo estudiar la eficacia y la factibilidad del ayuno intermitente sobre la salud cardiovascular en personas de entre 30 y 65 años con sobrepeso u obesidad.

El modelo de ayuno intermitente que utiliza el proyecto “EXTREME” se basa en limitar el número de horas durante las que se puede comer. Según explica el director científico del estudio, el profesor de la UGR Jonatan Ruiz, “la restricción horaria de la ingesta de alimentos implica la ingesta, sin restricción de tipo o cantidad de alimento, durante una franja horaria establecida para comer, por ejemplo, de diez de la mañana a seis de la tarde, y ayunar el resto del día”.

Recientemente, el grupo de investigación de Jonatan Ruiz ha publicado una revisión de los estudios realizados sobre este tipo de ayuno intermitente en humanos, mostrando beneficios como la reducción del peso corporal y la mejora en la salud cardiovascular.

Una revisión de los estudios realizados sobre este tipo de ayuno intermitente en humanos, muestra beneficios como la reducción del peso corporal y la mejora en la salud cardiovascular

Muchas dudas aún en el aire

Sin embargo, actualmente se desconoce el efecto de este tipo de ayuno intermitente sobre la grasa ectópica, la cual se define como el acumulo de grasa en órganos no destinados al almacenamiento de grasa, tales como el hígado, el páncreas, el músculo, etc.

La grasa ectópica está estrechamente relacionada con las enfermedades cardiovasculares, por lo tanto, es importante encontrar intervenciones eficaces para reducirla. Además, se desconoce si este tipo de ayuno intermitente es más efectivo para mejorar la salud cardiovascular cuando se realiza por la mañana, por la tarde o cuando cada persona decida en función de sus preferencias.

Proyecto “EXTREME”, resultados prometedores

El proyecto de investigación “EXTREME” tiene como objetivo responder a estas preguntas. De hecho, los resultados de un estudio piloto de cuatro semanas realizado por el grupo de investigación son prometedores, mostrando que independientemente de cuando se realice este tipo de ayuno intermitente, se produce una disminución del peso corporal y de los perímetros de cintura y cadera. Además, no se observaron eventos adversos serios con este tipo de ayuno intermitente.


También te puede interesar…