Una reciente investigación, publicada en The Lancet y en la que ha participado Jaume Capdevila, oncólogo del Hospital Universitario Vall d’Hebron e investigador sénior del Grupo de Tumores Gastrointestinales y Endocrinos del Vall d’Hebron Instituto de Oncología (VHIO), ha mostrado resultados prometedores para el abordaje de tumores neuroendocrinos gastroenteropancreáticos avanzados. En concreto, el ensayo clínico de fase 3 NETTER-2 ha demostrado que el tratamiento de primera línea con 177LU-DOTATATE, combinado con octreotida de acción prolongada, ha logrado una mejora significativa en la supervivencia libre de progresión en pacientes recién diagnosticados con tumores neuroendocrinos gastroenteropancreáticos avanzados (TNE-GEP) de grado 2 y 3 positivos para receptores de somatostatina.

Jaume Capdevila, oncólogo médico del Hospital Universitario Vall d’Hebron e investigador sénior del Grupo de Tumores Gastrointestinales y Endocrinos del VHIO.

Los resultados de este estudio, que evalúa por primera vez una terapia dirigida con radiofármacos en un tumor sólido, se presentaron en el Congreso sobre Cáncer Gastrointestinal de la Sociedad Americana de Oncología Médica (ASCO GI) celebrado del 18 al 20 de enero en San Francisco.

Los tumores neuroendocrinos (TNE) se originan en las células neuroendocrinas presentes en todo el cuerpo. Aunque a menudo se consideran neoplasias malignas de crecimiento lento, algunos TNE pueden progresar rápidamente y tener un mal pronóstico y, en muchos casos, el diagnóstico se retrasa hasta que la enfermedad ya está avanzada.

A pesar de ser relativamente infrecuentes y heterogéneos, la incidencia de los TNE ha aumentado en más del 500 por ciento en las últimas tres décadas. Por lo tanto, existe una necesidad urgente de desarrollar nuevas opciones de tratamiento para los pacientes recién diagnosticados con enfermedad avanzada o inoperable. “Actualmente, no existe una terapia de primera línea universalmente aceptada para los tumores neuroendocrinos gastroenteropancreáticos bien diferenciados de alto grado” afirma Capdevila. “La terapia con radioligandos es una innovadora terapia oncológica dirigida que utiliza las características específicas de las células tumorales como base para su mecanismo de acción de forma que la radiación afecta principalmente a las células tumorales con la mínima toxicidad para las células sanas”.

Mecanismo de acción del 177LU-DOTATATE

El 177LU-DOTATATE es un tratamiento que combina el isótopo radiactivo lutecio-177 con dotatate, una molécula que se adhiere a las células de TNE-GEP que presentan receptores de somatostatina en su superficie. Una vez administrado, el dotatate se fija a estos receptores y permite que el lutecio-177 penetre en las células tumorales. La radiación emitida por el lutecio-177 actúa destruyendo estas células cancerosas desde el interior.

En este ensayo participaron 226 pacientes recién diagnosticados con tumores neuroendocrinos gastroenteropancreáticos avanzados de grado 2 alto (Ki67>10%) y grado 3 positivos para receptores de somatostatina. Los resultados mostraron que la tasa de respuesta de los pacientes tratados con la combinación del radiofármaco fue del 43 por ciento, comparado con el 9,3 por ciento en aquellos que no recibieron este tratamiento. Además, la mediana de supervivencia libre de progresión fue significativamente mayor en el grupo tratado, con 22,8 meses frente a los 8,5 meses en el grupo de control. NETTER-2 es el segundo ensayo de fase III que demuestra resultados clínicamente significativos para este radiofármaco.

La aprobación del fármaco en 2018 se basó en el ensayo pivotal NETTER-1, que mostró mejoras clínicas importantes en pacientes con tumores neuroendocrinos intestinales inoperables de grados 1 y 2 que no respondían al tratamiento estándar.

“Los resultados de este estudio, el primero que evalúa la terapia dirigida con radioligandos como tratamiento de primera línea en tumores sólidos”, explica Capdevila, que añade que “suponen un potencial cambio de práctica clínica en pacientes recién diagnosticados con tumores neuroendocrinos gastroenteropancreáticos avanzados y más agresivos que el clásico tumor neuroendocrino de bajo grado y respaldan investigaciones adicionales de terapia dirigida con radioligandos como opción terapéutica en otros entornos”.


También te puede interesar…