Premios BiC

El estudio LEVANTE, impulsado por AstraZeneca, sobre la carga médica de los pacientes con asma grave no controlada en tratamiento estable con dosis altas de corticoides inhalados (ICS-LABA) y del uso frecuente o crónico de corticoides orales sistémicos en España, ha revelado que los hospitales españoles recurren de forma excesiva a la administración de corticoides orales sistémicos (OCS) para el tratamiento del asma grave. Esto puede acarrear riesgos de efectos adversos asociados al sobreuso de este tipo de fármacos.

El estudio se llevó a cabo en las unidades de asma de los servicios de Neumología y Alergología de 15 hospitales españoles. En total, participaron 89 pacientes, a los que se les realizó un seguimiento de 6 meses. Se describieron y analizaron los datos obtenidos durante los 6 meses de estudio, así como los recogidos del año previo. Los pacientes fueron distribuidos en dos grupos:

  • Mantenimiento, en el caso de haber sido tratados de manera continuada con corticoides orales sistémicos durante al menos 6 meses.
  • Ciclos, si habían recibido al menos dos ciclos con corticoides orales sistémicos durante el año previo a la investigación.

Alta carga médica

En la historia previa al estudio, los pacientes analizados habían experimentado una carga médica alta, en lo que a exacerbaciones, hospitalizaciones y visitas a urgencias se refiere. Casi 9 de cada 10 participantes del estudio habían sufrido al menos 2,3 exacerbaciones graves, el 20 por ciento había tenido que ser hospitalizado más de una vez durante al menos 16 días y casi la mitad de ellos tuvieron que acudir a los servicios de urgencias casi tres veces.

Después de 6 meses se observó que los resultados clínicos habían variado poco en relación al año previo, ya que más de la mitad de los pacientes sufrieron más de un episodio de exacerbaciones con un número similar de hospitalizaciones o visitas a urgencias. En este mismo periodo de tiempo, el 8 por ciento estuvo hospitalizado una media de 5 días y casi el 30 por ciento necesitó ser atendido en urgencias en más de una ocasión.

Consecuencias negativas

La principal conclusión del estudio, basándose en la dosis acumulada, la dosis diaria y la duración de las ciclos, es que en España se hace un uso excesivo de los OCS. Ante ello, el doctor Xavier Muñoz, neumólogo del Hospital Universitario Vall d’Hebron y uno de los autores del estudio LEVANTE, destaca que el uso excesivo de este tipo de fármacos tiene implicaciones negativas en dos sentidos: “A pesar de su uso, no se consigue controlar las exacerbaciones y los ingresos en urgencias, y aumentan los efectos adversos relacionados con la acción de estos fármacos”.

El estudio también apunta que, independientemente del patrón de prescripción y la frecuencia de uso de los OCS, la carga clínica de los pacientes con asma, en términos de exacerbaciones, hospitalizaciones y visitas de urgencia al hospital, persiste.


También te puede interesar…