J.V Madrid | viernes, 20 de abril de 2018 h |

Coca-Cola acaba de lanzar al mercado las bebidas vegetales AdeS, una nueva gama de productos en los que ha fusionado las semillas y los zumos de frutas.

Rafael Urrialde, director de Salud y Nutrición de Coca-Cola Iberia, explica a GM los beneficios nutricionales de las nuevas bebidas.

Pregunta. ¿Cuáles son los nuevos productos que está sacando Coca-Cola?

Respuesta. En línea genérica hemos sacado unas bebidas vegetales sin azúcares añadidos que llevan mezcla de semillas o mezcla de semillas con frutas. En el caso de las semillas tendríamos soja, avena, almendra y arroz. Aparte, tenemos otras cuatro bebidas en formato individual de 250 mililitros de semillas y zumos de frutas para que la gente lo pueda consumir a media mañana o a media tarde. Estas últimas solo tienen los azúcares naturales presentes en de los zumos de frutas.

P. ¿Qué beneficios aportan a la salud?

R. En primer lugar son sin azúcares añadidos. Las bebidas de semillas están enriquecidas con calcio y vitamina B12. En el caso de la soja, con alto contenido en proteína. Respecto a las bebidas con zumos de frutas hemos trabajado con vitaminas como la vitamina E, el magnesio, la vitamina B5 y las bases de semillas. Al ser bebidas vegetales nos ayudan a ingerir mayor cantidad de proteínas vegetales frente a proteínas animales.

P. ¿Podrán ser ingeridas por todas las personas independiente de su patología?

R. Es para todas las personas pero hay que mirar muy bien la información nutricional para conocer el contenido de alérgenos. Por otro lado, para los diabéticos hay algunas que tienen los azúcares presentes en las semillas por lo que serían más recomendables las bebidas de soja o la almendra. En el caso de los celiacos es mejor la soja, la almendra o al arroz. Ahora hay muchos consumidores de muy distinto perfil por lo que hay que leer la información de los ingredientes y leer la composición nutricional

P. ¿Cuál va a ser vuestra estrategia pasar posicionar estas bebidas?

R. Primero que la gente lo pruebe y luego trasladar la información de composición y de información nutricional a los profesionales para que conozcan las bebidas. Cada vez más tiene que haber una validación o una información al profesional para que conozca perfectamente la composición y la información nutricional de los alimentos y así puedan tomar las mejores decisiones.